¿ Dónde están……..?

Hoy quiero hablaros del derecho a la huelga.

Que desde el antiguo Egipto está presente de alguna manera. Sin embargo, su origen está relacionado con un movimiento sindical de obreros. Desde la revolución francesa, pasando por el movimiento de obreros en Inglaterra hasta la época de Karl Marx.
El desarrollo de la socialdemocracia en el siglo XX contribuyó a que la huelga laboral dejara de estar severamente penada. Fue entonces cuando el derecho de huelga fue reconocido internacionalmente como un derecho esencial de los trabajadores constitutivo de la libertad sindical.

images

El Artículo 28 de la Constitución Española afirma que:

1. Todos tienen derecho a sindicarse libremente. La ley podrá limitar o exceptuar el ejercicio de este derecho a las Fuerzas o Institutos armados o a los demás Cuerpos sometidos a disciplina militar y regulará las peculiaridades de su ejercicio para los funcionarios públicos. La libertad sindical comprende el derecho a fundar sindicatos y a afiliarse al de su elección, así como el derecho de los sindicatos a formar confederaciones y a formar organizaciones sindicales internacionales o a afiliarse a las mismas. Nadie podrá ser obligado a afiliarse a un sindicato.

2. Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. La ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad.

 

Y, os preguntaréis, ¿ A qué viene todo esto?

 

Bueno hoy me ha llegado una petición de firma sobre el caso de Ana y Tamara. Dos chicas que pueden acabar en prisión por defender sus derechos.

Resulta que Ana y Tamara están condenadas a tres años de prisión por arrojar pintura a una piscina durante una huelga.
Estas dos mujeres trabajan en un centro deportivo. En 2010 participaban en una huelga en la que pedían un convenio colectivo para ellas y sus compañeros. Pero alguien tiró pintura a la piscina, algo que el juez ha considerado “coacción” hacia otros trabajadores que no participaban en la huelga.
Ana, persona que siempre ha creído en la justicia y, Tamara, embarazada. Nunca hubiesen creído que por defender sus derechos, llegarían a esta situación.
Nadie puede creer que por ello tengan que entrar en la cárcel. Durante el juicio, testigos e incluso supuestos afectados en el incidente reconocieron que nunca se sintieron amedrentados.
Cada día estoy más segura de que este país va de mal en peor. Como he escrito en varias de mis entradas en este blog, estamos retrocediendo al pasado.

¿Dónde están todas aquellas cosas que consiguieron nuestros padres/madres, abuelos/as con tantas reivindicaciones y con tanta lucha de poder?

Está claro que en los bolsillos de unos pocos.

Sin embargo, la culpa no sólo tienen los “chorizos” con los que desgraciadamente vivimos sino que la mayor culpa la tiene la gente que apoyan a estos “chorizos.
Pongámosle remedio, ¡ya!

Si queréis apoyar la petición de indulto de Ana y Tamara aquí tenéis el siguiente enlace:

https://www.change.org/es/peticiones/ministerio-de-justicia-concedan-el-indulto-a-tamara-y-ana?utm_source=action_alert&utm_medium=email&utm_campaign=60660&alert_id=pHuQAxmWwT_q9VJyPN0GxcJ4KMxTNYvovaipXc5UxNMsSTG5tPYXlo%3D