Los Ojos de Julia

Una mirada al mundo

Los Ojos de Julia

¿Entrará Venezuela En Moratoria Global No Solo Con Las Aerolíneas Sino Con Bloques De Gobiernos?            

BanderadeVenezuela

 

En estas páginas y en la columna del 9/2/2012 mencioné que dos cartas enviadas por la  presidenta de Finlandia, Tarja Halonen, del 13/9/2011 y por la presidenta de la Confederación Suiza, Micheline Calmy-Rey  del 16/8/2011,  al presidente Hugo Chávez y de las que nunca tuvieron respuesta las dos jefas de estado, se referían al cobro de una deuda de la empresa Pöiry Infra, registrada en Suiza, involucrada en la construcción de los metros de Maracaibo y Valencia. Le pedían a Chávez apersonarse en el caso de la deuda que el ministerio de Transporte tiene con esa firma desde 2008. La presidenta suiza le recordaba la firma de los acuerdos bilaterales en Berna, en septiembre de 2008, y de la firma del memorando de entendimiento para consultas políticas, en febrero de 2010. Insiste ella en la situación de la empresa Pöyry Infra S.A. que “trabajó en los metros de Valencia y Maracaibo desde 1990 y le fueron cancelados sus pagos hasta el 2009″. Indica que desde esa fecha no le cancelan las deudas que ascienden a $39.7 millones del metro zuliano y $ 5.7 millones del metro valenciano. Debido a ello, Pöiry suspendió sus servicios en septiembre de 2010. Ambas misivas están plenas de lenguaje diplomático, salutaciones y buenos deseos pero nunca fueron contestadas. Ni siquiera anunció recibo la Cancillería de Maduro, a pesar de haber sido entregadas a los embajadores venezolanos en ambos países. En Miraflores alguien que no entendía inglés la mandó a cancillería con una nota que decía: “estos carajos quieren invertir en Venezuela. Atiéndanlos”. Hasta hoy nada que les contesta a pesar de hacerle seguimiento semanal. El pago estuvo aprobado en un quinto punto de cuenta de Chávez al ministerio de Transporte. Ambos países han dicho a la Unión Europea que esta deuda y la falta de respuesta del gobierno venezolano es una “declaración tácita de moratoria”.

Lo mismo pasa con diferentes deudas contraídas con varios países , unos mas amigos que otros, pero que al final todos quieren cobrar los compromisos firmados en una de las tantas euforias del caudillo global, apertrechado con petrodólares, buscando figuración como el nuevo líder de la izquierda global que -a diferencia de Fidel Castro quien recibía dinero de los visitantes- repartía el dinero de los venezolanos para erigirse en benefactor de la fracasada y empobrecida guerrilla intelectual del globo.

Mientras no pagaba las deudas oficiales el viejo continente se inundaba de “círculos bolivarianos” y tarifados intelectuales como el muy vivo y aprovechador Ignacio Ramonet quien hasta fundó revistas y periódicos (Le Monde Diplomatique, dixit) elevando a los altares de la beneficencia roja a Hugo Rafael.

Así es que se gobierna…todavía….aunque con un liderazgo de medio pelo y compartido pues nadie calza las botas del caudillo.

Días malos para Venezuela cada vez más aislada en el mundo.