“RBA: La Reforma Política, un Nuevo Rumbo hacia la consolidación de la Democracia en México”

123México, Distrito Federal. Como integrante de la Comisión de Justicia, el senador Ricardo Barroso Agramont participó en la reunión de trabajo de Comisiones Unidas, que aprobó el dictamen de las leyes secundarias de la Reforma Político-Electoral en el Senado de la República, que posteriormente habrá de discutirse ante el pleno, en el periodo extraordinario de sesiones.

“Avanzamos para construir el andamiaje de las reformas estructurales, ahora en la legislación secundaria en materia electoral, que brindará a la ciudadanía un marco de mayor certidumbre y transparencia en los procesos electorales”, enfatizó Barroso.

El Senador sudcaliforniano, detalló algunos puntos relevantes de la aprobación del dictamen, que incluye la abrogación del COFIPE y a su vez crea la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales: “Esta nueva Ley obliga a los concesionarios a transmitir en vivo dos debates en contienda presidencial y además faculta al INE para atraer los procedimientos de elecciones locales por excepción, además, protege el voto de los mexicanos en el extranjero para los cargos de Presidente de la República, Gobernadores y Senadores, pero vigila que éstos no puedan hacer campaña en el exterior ni recibir recursos o aportaciones de quienes radiquen fuera del país”, citó.

Barroso Agramont destacó que uno de los avances de esta legislación, responde a la exigencia de la ciudadanía de pedir cuentas claras a los partidos políticos, vigilar la procedencia de los recursos y evitar la intervención de los gobiernos locales en los procesos, con participaciones económicas, publicitarias y de carácter partidario.

En ese sentido precisó que por primera vez, el país contará con una legislación específica para los partidos políticos, al quedar la Ley de Partidos Políticos, que entre otras atribuciones, limita el financiamiento privado y excluye a los sindicatos para aportar recursos. También se prohíben las aportaciones anónimas y se obligará, sin excepción, a que por cada donación en recurso o especie los partidos deberán emitir un recibo.

“Sin duda, la reforma político-electoral, es una deuda que teníamos con los mexicanos; avanzar en los procesos democráticos con certidumbre y transparencia, marcará un nuevo rumbo en la consolidación de la democracia en México”, concluyó Barroso.