CERTIFICACIÓN ENERGÉTICA: El valor económico de ahorrar energía.

Tan solo hace dos años que oímos hablar de la certificación energética en España, aunque en Europa lleva sonando desde 2002. El objetivo era promover la eficiencia energética de los edificios y establecer un procedimiento de certificación dirigido a viviendas en beneficio de inquilinos, propietarios, y sobretodo, el medio ambiente. Pero, ¿alguna vez nos hemos preguntado cuál es beneficio real que tiene certificar? ¿cuánto dinero podemos ahorrarnos al año? ¿ayudamos realmente al medio ambiente? La respuesta a todas estas preguntas es siempre positiva.

La etiqueta energética clasifica los edificios según unos indicadores (de A a G) que miden el consumo de energía primaria no renovables (kWh/m2) y las emisiones de CO2 (kCO2/m2) al año. Pero esto debemos traducirlo a términos referentes al ahorro económico, ya que sabemos que no se puede hablar de ahorro energético si no lo traducimos a euros al año.

¿Cuánto nos podemos ahorrar al año con una vivienda energéticamente eficiente? 

energy efficiency scaleVamos a explicar varios ejemplos en función de la certificación energética:

Caso 1: VIVIENDA – certificado energético E (en España un 59.4% de las viviendas cuenta con este certificado)

Tiene un gasto medio anual de 1.010 euros en calefacción, agua caliente y y refrigeración. Si adaptando su vivienda con las mejoras estimadas propuestas por los distintos técnicos certificadores podría lograr un certificado D. El ahorro anual seria de 375 euros, ya que el consumo no sería superior a 635 euros.

 

Caso 2: VIVIENDA – certificado energético G (en España hay un 5,8% de viviendas con esta calificación)

La calificación G es la más baja, según los estudios del Ecobservatorio el 63,4% de estas viviendas podrían alcanzar una calificación E, lo que supondría un ahorro del 51,6% al año. En términos económicos, pasaríamos de gastar 2.087 euros anuales a 1.010 euros, lo que supone un ahorro del 48,5% anualmente, 1.000 euros anuales que se puedes disfrutar de otras muchas formas.

¿El medio ambiente se ve beneficiado?

La respuesta es, una vez más, sí la eficiencia energética no se refleja sólo en nuestros bolsillos sino que también debemos pensar que las emisiones de CO2 se reducen considerablemente.

Según las estadísticas del estudio de emisiones de CO2 producidas por calefacción según el año de edificación nos arroja datos muy claros y que pueden hacernos conscientes del ahorro energético que somos capaces de lograr.

Hay tres periodos distintos de edificación:

  • Normativa anterior a 1979
  • Normativa entre 1980 y 2006
  • Código técnico de edificación posterior a 2006

En el primer periodo podemos observar números altísimos en cuanto a la demanda energética de las viviendas, teniendo en cuenta que la coyuntura histórica era totalmente diferente a la actual, ya que no había una demanda energética tan elevada. Tenemos una demanda media de 46,12 kWh/m2 año.

EmisionesCO21979

En el segundo periodo (1980 – 2006) podemos ver que la demanda disminuye, la legislación ha cambiado y surge efectos en los hogares españoles. Se comienza en las andaduras de la tecnología, por lo que el gasto debería ser mayor. Pero podemos ver que la demanda media global no pueda los 33,46 kWh/m2 año.

EmisionesCO219802006

Con el último cambio de normativa podemos ver que la demanda enérgica se ha reducido casi un 40% respecto a la tabla 1 y un 12% respecto a la segunda tabla. Algo que sin duda el medio ambiente nota considerablemente.

EmisionesCO220072011jpg

Como ya os contamos en nuestro último post el objetivo de Europa, entre ellos España, es una reducción del 20% a nivel general en emisiones de CO2. Así que deberemos seguir trabajando para lograr un futuro medioambiental aceptable para las generaciones futuras.

Comparativo

 

*Fuente: Estudio muestral de 5.000 viviendas en España por Ecobservatorio de ceticalia.com

Actualmente nuestras promociones son líderes en certificación energética. El Montecillo con un certificado C, el más alto de Las Rozas, promueve la energía solar y la ventilación forzada. En el caso de Somosaguas Club, con un certificado A de proyecto, contará con energías renovables de primer nivel para la climatización de los inmuebles, y además, el calentamiento del agua sanitaria.