Cuando ‘ministro’ significaba ‘sirviente’

«Quedamos esta noche, ¿vale tía?». Es más que posible que si lee la expresión escrita en negrita, ese vale tía tan común en jerga adolescente, se detenga a pensar en cuánto ha degenerado nuestro lenguaje, tan rico y tan pobre al mismo tiempo en función de qué boca lo pronuncie. Puede, sin embargo, que le sorprenda saber que los jóvenes que digan la citada expresión estarán hablando un latín perfecto y empleando al mismo tiempo una palabra fetiche para Cicerón o Miguel de Cervantes. ¿No lo cree? Tan solo tiene que echar un vistazo a la última frase de «Don Quijote de la Mancha»: Y con esto cum…





//