Demencia senil

Una de las principales causas de la demencia senil es la mala llegada de sangre al cerebro. La persona pierde poco a poco sus funciones motoras y psíquicas indispensables, como si volviera a su estado de infancia. Si bien existen tratamientos, no se ha encontrado una cura definitiva… Pero si hay medidas que podemos adoptar en nuestra ida para prevenir su aparición.

La primera y fundamental es mantener una alimentación adecuada: ingerir abundantes frutas, verduras, hortalizas. Son muy buenas las legumbres, castañas y los cereales ya que contienen magnesio, celenio y fósforo.
Un aliado es el germen de trigo, este protege a los hormonas impidiéndo que se oxiden o degeneren.
La practica de ejercicio en forma regular es imprescindible. No sólo ejercicio físico también debemos incorporar ejercicio cerebral: leer libros, realizar operaciones matemáticas, aprender los números telefónicos. Existen muchas actividades para ejercitar la mente.
Recuerda también realizar tus chequeos médicos oportunamente.

Comments are closed.