El Hospital de Santiago decide abrir una sala para aliviar las urgencias

El Hospital de Santiago finalmente decide abrir una nueva sala para atender a las urgencias, debido a las denuncias de distintos sindicatos como por ejemplo Cesm-O´Mega.

Tras las tres muertes en pasillos que se produjeron durante un año el Hospital Universitario de Santiago (CHUS) , Fátima Nercellas, representante de la coalición sindical médica Cesm-O´Mega declara que las salas de urgencia de dicho hospital son utilizadas como salas de almacenamiento de material hospitalario ya que los pacientes no son trasladados a las habitaciones, y dijo que “suponemos que lo hacen para ahorrar”. Dicho sindicato convocó una huelga para el día siete de mayo, pero debido a las presiones de los gerentes del hospital no se llevo a cabo.

Tras una larga reunión con el comité de huelga,  el CHUS se comprometió finalmente a abrir una planta cerrada en el edificio del hospital Gil Casares y a aumentar el número de personal en urgencias.

Nercellas denuncia que el uso del servicio de urgencias como almacén de enfermos es algo bastante común en los hospitales púbicos de España, pero dice que la situación que se estaba produciendo en el Hospital Universitario de Santiago era algo insostenible, una situación máxima.

Nercellas da ejemplos de casos en los que pacientes han agonizado en pasillos. Por ejemplo habla de que en agosto del año pasado una mujer, estuvo dos horas de espera sin pasar a una habitación. También habla de que un anciano agonizó durante noventa minutos en el mismo pasillo hasta que fue trasladado en sus últimos minutos de vida a una estancia reservada donde finalmente falleció. “Es cierto que habría muerto igual, pero no podemos consentir esta situación denigrante derivada de un mal uso del servicio”, declara la representante del sindicato médico, también denuncia que a diario una media de trescientas personas van a urgencias en el Hospital Universitario de Santiago y que solo disponen de cincuenta un espacios para atender a personas con una gravedad media.

La representante de Cesm-O’Mega asegura que “pese a que se determina el ingreso de un 15% de esos 50 pacientes, la gerencia del centro los deja aquí, con lo que empiezan las colas y la instalación de las camillas en los pasillos cuando la ley obliga a tenerlos vacíos porque son vías de tránsito y evacuación”. Nercellas sostiene que la dirección de dicho hospital “ha estado incumpliendo de forma reiterada normas elementales que se aplican en otros centros hospitalarios”.

Sin embargo, el CHUS habla de la “elevada calidad” de la atención sanitaria que realiza su serivicio de urgencias urgencias “que ha alcanzado la acreditación de calidad EFQM con el respaldo que esto supone a sus infraestructuras y dotación de recursos humanos” y que seguirán trabajando como hasta ahora.

 

Fuentes:

  • Fotografías: Propias.
  • Vídeo: Propio.

Texto: Elaboración propia con ayuda de la documentación proporcionada por el siguiente enlace

http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/04/21/galicia/1398103366_924824.html