«El pasado» de Asghar Farhadi

 El Pasado (2013) de Asghar Farhadi se alza como el mejor film de la muestra de cine francés que se deja ver por estos días en Caracas. Precedida de ese altísimo listón que ha significado para el realizador su trabajo previo -Nader y Simin, una separación o bien Una separación-, el realizador iraní hace un alto en su país y casi como si fuese una velada continuación de la anterior, se marcha a París para narrar el reencuentro de una pareja que aún arrastra el pasado de su vida en común juntos. Cuatro años después de poner tierra, cielo y mar de por medio, Ahmad (Ali Mossafa) aterriza en la Ciudad Luz a petición de su esposa Marie (Berenice Bejo, premio a la Mejor actriz en Cannes 2013), quien desea finiquitar los trámites de divorcio. El silencio de casi un lustro ha hecho mella, en ambos, y sí, también en su hija. Y es allí, en el presente -cuando si no-, que el pasado del título emerge.

El film de Farhadi quizás no sea una obra maestra como la anterior, pero guarda ya no sólo esa capacidad de su realizador para mirar de frente a sus personajes sin medirse, sin guardarse nada. Guarda esa capacidad para narrar sin ir a lo convencional. Esa capacidad para conmover, y especialmente, para remover. Completan el reparto Tahar Rahim y Pauline Burlet.