El ‘think tank’ del PSOE pide recortar el paro como presión para buscar empleo #Cuba, #Francia, #España, #Madrid, #Càdiz,#Bélgica, #Bruselas, #Lusemburgo, #Argentina, #Bolivia, #Brasil, #Ecuador, #México, #Nicaragua, #Honduras, #Colombia, #Santo Domingo, #Venezuela, #Miami, #EE.UU, #Canadá

Expansión.com

21.05.2014 Madrid M.Valverde 6

Bien dice el refranero español que «una cosa es predicar y otra, dar trigo». La fundación del PSOE Laboratorio de Alternativas tiene una propuesta muy distinta para reducir el paro de larga duración de la faceta social que pregona el partido en plena campaña de las elecciones europeas del 25 de mayo.
El ‘think tank’ del PSOE pide recortar el paro como presión para buscar empleo

El 'think tank' del PSOE pide recortar el paro como presión para buscar empleo

Ampliar foto

En su reciente informe sobre Los parados de larga duración en España en la crisis actual, la fundación plantea reducir el subsidio por desempleo que perciben los parados, para impulsarles a aceptar una oferta de trabajo «adecuada a su cualificación». En opinión de la entidad, con frecuencia el subsidio «desincentiva» a aceptar un trabajo, por lo que los beneficiarios prolongan su situación de desempleo.

En consecuencia, Laboratorio de Alternativas propone «diseñar las medidas adecuadas para que la situación de ocupado fuera siempre preferible, en términos de ingresos, a la situación de parado con algún tipo de subsidio». Se considera parado de larga duración a aquellos que llevan más de un año sin trabajo. La fundación socialista propone además «realizar un seguimiento más individualizado al colectivo de parados de larga duración para asegurarse de que, de existir ofertas de empleo, estas se aceptan». «Algunas iniciativas como estas –continúa el informe en sus conclusiones– se han producido en Alemania con resultados muy positivos sobre la reducción del número de parados».

En consecuencia, Laboratorio de Alternativas propone «diseñar las medidas adecuadas para que la situación de ocupado fuera siempre preferible, en términos de ingresos, a la situación de parado con algún tipo de subsidio». Se considera parado de larga duración a aquellos que llevan más de un año sin trabajo. La fundación socialista propone además «realizar un seguimiento más individualizado al colectivo de parados de larga duración para asegurarse de que, de existir ofertas de empleo, estas se aceptan». «Algunas iniciativas como estas –continúa el informe en sus conclusiones– se han producido en Alemania con resultados muy positivos sobre la reducción del número de parados».

Coincidencia con CEOE

Curiosamente, esta es una opinión que coincide con la del presidente de CEOE, Juan Rosell que, en más de una ocasión, ha señalado que muchos parados no aceptan una oferta de trabajo hasta que se acerca el fin de la prestación. El informe del Laboratorio de Alternativas ha sido elaborado por Sara de la Rica, catedrática de Economía de la Universidad del País Vasco, y por Brindusa Anghel, investigadora de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada. El texto contradice abiertamente «la propuesta de asignación de recursos suficientes» para los parados mayores de 55 años que pide el PSOE en su programa de las elecciones europeas.

En su punto 5º, los socialistas defienden lo siguiente: «Debe ser igualmente prioritario ocuparse del desempleo que afecta a los parados de larga duración mayores de 55 años, para lo cual defenderemos fortalecer el fondo social europeo en el terreno laboral y formativo para ofrecer oportunidades de trabajo digno a este colectivo, así como la asignación de los recursos suficientes por parte de la Comisión con este objetivo».

Hay que recordar que, durante la crisis, el gasto en desempleo en España ha superado los 35.000 millones.

El informe del Laboratorio de Alternativas repite en muchos de sus puntos que «el cobro de cualquier tipo de subsidio disminuye enormemente la salida hacia el empleo para los parados de larga duración». Este hecho «nos hace pensar –dicen las autoras del trabajo– que la prestación, bien sea contributiva o asistencial, desincentiva de una manera muy notable la búsqueda de empleo o la aceptación de ofertas recibidas. Cualquiera de los dos efectos es negativo».

La prestación contributiva es la que recibe el desempleado por haber cotizado durante su vida laboral. Su duración máxima es de dos años. El subsidio tiene carácter asistencial y lo percibe el parado una vez que ha agotado la prestación contributiva, si tiene responsabilidades familiares. Por todas estas razones la OCDE asegura que la protección por desempleo en España es de las más generosas del mundo desarrollado.

Precisamente, con el fin de recortar el gasto y animar a los parados a buscar trabajo, una de las primeras medidas del Gobierno fue recortar la prestación contributiva. A partir del séptimo mes, la cuantía pasó desde el 70% al 50%. De la misma forma, el Inem dejó de pagar la cotización social de los desempleados.

Una situación favorable

Con el título Subsidios de desempleo muy generosos y susceptibles de perpetuación, el informe analiza que, tras la moderación salarial que ha habido en muchos países europeos durante la recesión, ha podido ocurrir que «los individuos que pueden acceder a los subsidios asistenciales se encuentren en una situación más favorable como parado que como ocupado».

Para que no suceda tal cosa, «es imprescindible diseñar mecanismos que aseguren que la situación de ocupado es siempre preferible a la de parado, de modo que ante una oferta salarial el parado siempre opte por esta en lugar de permanecer desempleado». Es más, el informe señala que entre dos individuos similares por sexo, edad, educación, nacionalidad y duración en el desempleo, el que cobra un subsidio «tiene un 85% menos de posibilidades de acceder a un trabajo que el que no lo cobra».

Para luchar contra el paro de los mayores de 45 años que llevan más de un año en esta situación, las dos autoras del informe proponen también que las agencias privadas y públicas de colocación «sean capaces de identificar las necesidades específicas de mano de obra de las empresas que operan en cada lugar». Con este fin, y en segundo lugar, puedan diseñar programas de formación y recolocación adecuados «de modo que estos individuos tuvieran la posibilidad de volver al mercado de trabajo».

En el Patronato de la Fundación Alternativas están el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba o el expresidente del Gobierno, Felipe González.