El Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP)

El TTIP afectará a la seguridad alimentaria, los derechos de privacidad y protección de datos, las normas sociales y laborales y leyes de protección ambiental. Una coalición europea opina que el tratado está siendo negociado únicamente en nombre de los intereses de las grandes corporaciones, mercados financieros e industrias, a expensas de la ciudadanía.

citas-24052014

Esta coalición de movimientos sociales de toda Europa rechaza en un comunicado conjunto la agenda corporativa de la Alianza Transatlántica de Comercio e Inversiones (TTIP, por sus siglas en inglés) entre la Unión Europea y los Estados Unidos. El manifiesto está firmado por grupos ecologistas, asociaciones de consumidores, organizaciones de defensa de la democracia y los derechos humanos y sindicatos, y respaldado por la Campaña “No al Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones” del Estado español.

Denuncian que “Las negociaciones atentan contra la democracia y los servicios públicos. Perderemos leyes que protegen la salud y la seguridad en los alimentos o los productos químicos, por ejemplo, porque el objetivo principal del TTIP es bajar las normas, reglamentos y procedimientos para adaptarlas en beneficio de las grandes multinacionales. También está siendo visto como un modelo para los acuerdos comerciales en todo el mundo, por lo que socavará aún más la capacidad de los países empobrecidos para hacer frente a las grandes corporaciones”, enfatiza la Campaña “No al Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones”.

“La creación de un mercado común transatlántico es el núcleo de la agenda de liberalización de la UE, y el TTIP amenaza con profundizar las políticas autoritarias y neoliberales aprobadas en los últimos años. La UE está revelándose a sí misma como una máquina que hace competir a las trabajadoras y los trabajadores entre sí, al tiempo que se desmantelan todas las prestaciones sociales”.

 

Fuente: EntrePueblos – Organización Territorial de Valladolid