En Mónaco se impone la «ley del silencio»

Lo impensable ocurrió con la precisión de un asesinato mafioso: en una calle de Niza, un desconocido a los mandos de una moto se detuvo ante el coche que trasladaba a la mujer más protegida de Mónaco (cabeza visible de una dinastía que atesora 20.000 millones de euros) e intentó asesinarla a tiros. Hélène Pastor fue herida de gravedad, pero su chófer murió en el acto. Los Pastor, en Mónaco, quizá tengan tantas posesiones inmobiliarias como los Grilmaldi. La familia reinante, a través de sus sociedades e inversiones personales, poseen el Casino, los grandes hoteles y un número impreciso de i…





//