Éramos muchos y se mojaron los gremlins

Gremlins

En muchas oportunidades he visto o oído como se utiliza la figura de un monstruo para representar la inflación, una criatura enorme que se come el valor de nuestro dinero de golpe. Con frecuencia, nos preguntamos por qué no vimos venir ese monstruo tan grande, para poder prever las consecuencias y tomar acciones con tiempo. La verdad es que para poder defenderse de la inflación, debemos cambiar ligeramente el punto de vista.

Para empezar, tenemos que plantearnos la idea de que la inflación no es un monstruo gigante, sino más bien una cantidad importante de pequeños monstruos, como los Gremlins, los cuales, aunque son pequeños en tamaño tienen una gran capacidad de destrucción, y además son muchos. Por esa razón, poco a poco, gradualmente, estos pequeños seres se van comiendo nuestros ingresos, y no nos damos cuenta hasta que ya la situación se vuelve preocupante.

Por esa razón a veces nos resulta tan difícil defendernos del alza de los precios porque no se manifiesta de golpe y nos quita el dinero, sino que va atacando moneda a moneda, gasto a gasto nuestro patrimonio hasta que al final del ciclo consultamos cuánto nos queda y nos sorprendemos.

¿Qué pasó? Pues, que éramos muchos, y se mojaron los Gremlins. Prestemos atención.

Cualquier incremento en los precios de los productos y servicios que consumimos es inflación, pero los más peligrosos son los de gastos pequeños que hacemos con mucha frecuencia. Un buen ejemplo de eso es el pasaje en transporte público. Cada cierto tiempo nos aumenta, y es un monto pequeño, pero es un costo que pagamos varias veces durante el día, todos los días, durante todo el año. Entonces multipliquemos, un incremento de Bs. 1, si uso el transporte 2 veces al día equivale a Bs. 2 por día, Bs. 14 a la semana, Bs. 60 al mes o Bs. 730 al año. ¿Te parece poco? Mientras tu respuesta sea sí, los Gremlins de la inflación se van seguir comiendo tu dinero, porque recuerda que además, nunca vienen solos.

Así, a principios del año pasado, el pasaje urbano era de Bs. 2, lo aumentaron a Bs. 3, sólo un Bolívar, luego a Bs. 4, un Bolívar más, después a Bs. 4,50 y después a Bs. 6. Todo eso en un solo año. Cada aumento fue de más o menos un Bolívar, es poquito, pero en porcentaje fue de un 300%. Vuelve entonces a sacar la cuenta del párrafo anterior y pregúntate qué podrías hacer con esa cantidad de dinero. Lo mismo pasa con cualquier gasto que es pequeño y recurrente para ti. Esa es la verdadera cara de la inflación.

Otro pequeño gran impacto inflacionario es la escasez de sencillo. Esto puede pasar cuando la moneda local pierde mucho valor. En ese momento las monedas o billetes de la denominación más baja comienzan a escasear, por distintas causas, y se presentan situaciones de “Te puedo quedar debiendo x?” o su contraparte “Quédate con el cambio, déjalo así”, que mientras más frecuentes son, mayor es el impacto que tienen en tu cartera. Recuerda que con los Gremlins, mientras más son, peor es el efecto.

Un caso peculiar pero que produce un impacto generalizado en todos los precios por un período corto es el cambio de moneda. Cuando la moneda cambia (por ejemplo, de Pesetas a Euros, de Soles a Nuevos Soles, o de Bolívares a Bolívares Fuertes) algunos precios que quedan con decimales que no se pueden procesar en la nueva moneda, se aproximan. Y esta aproximación se realiza hacia arriba en la mayoría de los casos. De este modo, se genera un impacto inflacionario pequeño para cada producto, pero que afecta prácticamente todos los precios del país. Afortunadamente ese efecto dura poco.

Si crees que un aumento en los productos y servicios que consumes no te va a afectar porque es pequeño, piensa cuántos bienes y servicios pagas al mes, y súmales a todos ese pequeño aumento. Recuerda siempre que en la economía todo está unido. Una cosa lleva a la otra. Los precios suben y cada aumento suma.

Si estamos atentos dejaremos de ver la inflación como un fenómeno lejano, que no tiene nada que ver con nuestro día a día. Como decíamos más arriba, cualquier incremento en los precios es inflación. Si me preguntan a mí, hay que cuidarse de los Gremlins, no porque sean grandes, sino porque son muchos.

10.469588 -66.946555