Esta es la carta de un hombre que tuvo que marchar de su tierra. Por la gracia que tenemos

Amor mío, cuánto esfuerzo me cuesta escribir estas palabras. El destino, el destino de un tiempo ya