Estado y partidos.

Hay en el Estado partidos. ¡Mi partido, quien no tomaría partido! Pero el individuo es único, y no es miembro de un partido. Libremente se une, y después libremente se separa. Un partido no es otra cosa que un Estado dentro del Estado…

¿Que me importa, por otro lado, el partido? Yo encontraré siempre bastantes compañeros que se unan a Mí sin prestar juramento a mi bandera…

¿Los Únicos son un partido? No, pues ¿cómo podrían ser únicos si perteneciesen a un partido?

-

Max Stirner “El Único y su propiedad” Capítulo 3.2

-

Carlos Díaz – Stirner (1806-1856) Selección de textos. Biblioteca filosófica. Ediciones del Orto.