Festival Gastronómico Entre Ruedas

CombiBar

Hoy fuimos al Festival Gastronómico entre ruedas. Expectativa: Entrar, probar y comer de lo que hubiese. Realidad, probé solo un sandwish de solomillo.

Combis por doquier, carros mas grandes, carros más chicos, había de todo, ver la creatividad puesta al servicio de la comida para transformar una combi; en la mayoria de los casos, en un bar, una cafetería o en un mesón de comida rápida fue sin duda lo más fascinante de la feria de carros de comida organizada por la Municipalidad de Providencia.

Entre los cocinas que estaban en el evento se podían ver los carros y combis de Food and Road, Café Triciclo, Hogs, KombiBurger, Big Boba, Aji Amarillo, CombiBar y Food Street.

Creo que siempre es bueno que se hagan este tipo de actividades a nivel municipal, en donde se vea que hay interés y billete para realizar eventos de este tipo para que la gente vaya, disfrute y pase un buen rato. Eso si, es urgente  repetirlos una y otra vez. Creo que es la primera vez que se hace algo así con la temática de los carros de comida o foodtrucks, rubro que cada año irá en alza, en donde lo que se espera es que los carros estén instalados dando de comer a los que mas se pueda, que la gente recorra, elija, y vaya por un café, sandwish o la oferta que este disponible y si te queda espacio, poder repetirse el plato. Ahora bien, es la primera vez, quiero que eso quede claro, y por lo mismo la gente fue en masa a ver la novedad de los carritos. Por esa razón, fundamentalmente por esa razón, todos los carros no dieron abasto con tanta demanda. Llegamos a las tres de la tarde y las colas para comprar algo eran eternas, el carro de los wafles, del croq monsieur , las pizzas, el ají amarillo, las arepas, la gran mayoría -no todos-, se quedaron sin nada, dejando un espacio de dos horas para volver a empezar. Eso fue lo más grave de la feria, mucha gente, poco stock. Y con razón, si lo pensamos un poco un carro de comida no atiende a 500 personas de un viaje. Ahora bien, eso puede hablar de que fue un éxito ó hay que preocuparse de algunos detalles para la próxima. Algunos detalles son: Si o si deberían sacar las mesas de “matrimonio” de la parte central de la carpa y poner mesas altas tipo barra, y se soluciona la congestión que había. Por parte de la Municipalidad, podrían haber habilitado a cada carro un espacio básico para poder guardar, preparar o tener mas stock de productos y asi atender a más gente.

Conclusión, no esta mal, de que falta, falta. Y lo otro, ya deberíamos comenzar a exigir carros como estos y que las munis se pongan las pilas con las patentes. Pregunté varias veces a los dueños de camionetas enchuladas para ofrecer sus comidas y nadie lo tiene muy claro. Patentes, permisos, sesma, etc. Todo esta en un nivel demasiado vago. Si alguien lo sabe y lo tiene clarísimo lo invito a que lo comente.