Intrigas

imagesPor Ricardo Madrigal
RUEDA
Por más que lo niegue el prácticamente ausente del estado, y por lo tanto de su respectivo manejo político, Francisco Arturo Vega de Lamadrid o “Kiko” como prefiere que lo llamen, si fue presionado hasta el extremo de “doblarle” la manita, y tener que realizar el cambio de su indiciado judicialmente, Guillermo Trejo Dozal, ahora exsecretario general de gobierno. Para que no queden dudas, y traducido al castellano: “hicieron que rodara su cabeza”.

Aunque el “ausente” Vega de Lamadrid, jura y perjura –en vano- que no fue presionado, la realidad dice lo contrario. Las sectas panistas, bajo “orquestación” de Salvador Morales –sí, el enemigo en casa-, y el descarado golpeteo del “grupo o secta Palaco”, entre otros, estuvieron bombardeando y presionando un día sí, y otro también, al “turista en su estado” Francisco Arturo Vega. Hasta que lograron su cometido de “entronizar” a uno de los suyos, es decir a Francisco Rueda Gómez.

Participación estelar en esta trama, tuvieron los “siempre” convenencieros congresistas locales, quienes “capitaneados” por el “filibustero “Cuauhtémoc “ven pa´ca” Cardona Benavides, que fue el primero en “joder” cotidianamente con la diatriba de nombrar un nuevo secretario general de gobierno… pero ahora si panista. Recordemos que el “gran pecado” de Trejo Dozal, es no del partido acción nacional (PAN), aunque sea compadre del gobernador. Para las camarillas lo que cuenta son los colores… y las sectas.

Cuando “Kiko” Vega hizo saber de su “encabronamiento” contra “ven pa´ca” Cardona, por el afán de “criticarlo” constantemente por falta de nombrar un nuevo titular de secretaria de gobierno, cambio de “táctica”, hizo mutis, y le encomendó a su “compinche”, el también “filibustero” Rene Mendivil Acosta, que al pertenecer a otro partido político, no tiene el impedimento de la “hipócrita” obediencia. Con el tiempo irán saliendo las “componendas” negociadas entre este par de personajes de la picaresca local.

El rollo, o choro, como dicen algunos, que tiro “Kiko”, al anunciar el nombramiento de Rueda Gómez, y aunque no lo dijo, la destitución de Guillermo Trejo. Todavía un día antes, anuncio que esperaría el tiempo que fuera necesario a Trejo Dozal, para salir de repente con que ahora sí, “era el momento adecuado”. Pero como confirman todas las fotos del evento, el gobernador tenía el rostro desencajado… o si usted lo prefiere “de pocos amigos”. Pero no lo obligaron, ni le torcieron el brazo. Bueno… ni él se lo cree.

En cuanta a la “Kikada” de que “ni vi, ni sentía a mi gobierno presionado, y yo menos”, puede que tenga razón. Desde Baja California Sur (BCS), que es donde realmente reside, difícilmente ve algo de lo que sucede en nuestra entidad, menos en “su” inexistente gobierno. Y que “presiones” puede percibir alguien que se la pasa en esas paradisíacas costas.

Todavía nos “restregó” en la cara, “que él sabía que estaba haciendo lo correcto, sobre todo porque traen un rumbo y el gobierno está trabajando en ese rumbo”… hacia BCS. En un exceso de presunción, afirmo que “nadie mejor que él y más claro, veía y ve las cosas”. No pos sí. Ha de ser con telescopio… por eso de la distancia.

Algo que dicen fue lo que termino de “presionar” a “Kiko” a nombrar en estos días al nuevo secretario, fue la elección de dirigente nacional de su partido, acción nacional. Jugándosela con el actuar dirigente, que buscaba la reelección, salieron los escándalos a relucir, en cuanto a la descarada participación del gobierno estatal, y por lo tanto de sus funcionarios, con el candidato “oficial”. La que “obligo” a urgentes negociaciones… que terminaron con el nombramiento en el puesto “tan codiciado”, de un panista representante de una de las sectas más poderosas a nivel estatal, cuyo representante fue, por cierto, el coordinador de la campaña del actual alcalde de Mexicali.

“Curiosamente”, aunque Francisco Rueda era el subsecretario de gobierno, quien “cubrió” la ausencia de Trejo Dozal, no fue como indicaba la lógica… y la ley, Rueda Gómez, sino la oficial mayor del gobierno estatal, coordinadora de la campaña de Gustavo madero, parte de su planilla, y “chica todopoderosa” del gobierno estatal, Loreto Quintero Quintero. Como quien dice… “Kiko” no le tenía confianza… hasta que le torcieron el brazo.

Para resumir, las sectas panistas midieron fuercitas, lo que provoco una revolución… disculpen, son panistas una cristiana, en la que como se dice, propios y extraños se levantaron en armas. No podemos afirmar que la situación se le saliera de control al gobernador, ya que desde “los Barriles” en BCS, difícilmente tiene control alguno.

Ante la descarada exigencia de los panistas, que de incumplido no la bajaban, al haber designado al principio de su gobierno, en el segundo puesto de importancia a nivel estatal, a alguien que no partencia a secta alguna de los panuchos. El buen “Kiko”, agobiado por las presiones, que no le dejaban disfrutar por completo de sus constantes estancias en su querida propiedad de “los Barriles”, en BCS, menos poner atención a la millonaria inversión en una “marina” en aquellos lares, y en uno que otro “chuchuluco” más. De plano capitulo en toda la línea. Aunque el “encabronamiento” no hay quien se lo quite.

CRONICA

Crónica de un resultado anunciado, resulta la elección para presidente nacional del partido acción nacional (PAN). La tan pronosticada diferencia de dos dígitos, se dio. La diferencia a nivel nacional fue de trece y medio (13.5) puntos aproximadamente. A nivel local, como se sabía desde hace tiempo, la maquinaria gubernamental, propicia una diferencia de más de tres a uno.

Con una votación de unos ciento cincuenta mil panistas, la mayoría de los pocos estados que aun gobierna, en la cual los gobernadores le metieron mano con “mexicana alegría”. Principalmente los de Baja California, Puebla y Sonora.

En el caso de Baja California, Francisco Arturo “Kiko” Vega de Lamadrid, instruyo a operar con todo cinismo e impunidad, al aparato gubernamental, a favor de “Greta Garbo”, también conocido por Gustavo Madero Muñoz. Por lo que desde hace días, en el centro del país ya se sabía que Madero Muñoz, tenía una ventaja del setenta y cinco por ciento, contra veinticinco de su contrincante Ernesto Cordero Arroyo, mejor conocido por “míster Bean”, o la “Bartola”. La cual, puntualmente se dio.

Tanto en Tijuana, como en Mexicali, el script se cumplió al pie de la letra… y la diferencia también. Los pronósticos que hablaban sobre una victoria holgada por parte del político chihuahuense sobre el capitalino, con todo y guerra de lodo por ambas partes, se cumplió. Todos respondieron fielmente a las instrucciones recibidas, so pena de perder el “hueso”… o puesto si usted lo prefiere. Por lo que los resultados, fueron exactamente los esperados.

Aunque con el ardor del momento, y quien sabe si al calor de “las copas”, el “folclórico” Cuauhtémoc “ven pa´ca” Cardona Benavides, dice a quién lo quiera escuchar, que “por la intervención de funcionarios en el proceso interno, existen los elementos suficientes para anular la elección”, criticando por cierto “agriamente” al gobernador, afirmando que menudearon las violaciones al reglamento interno de su partido. Las cuales, según él, “son suficientes como para anular el proceso electoral en la entidad”.

Las dependencias más cuestionadas fueron la secretaria de desarrollo social estatal, y la oficialía mayor, así como la alcaldía mexicalense. Tanto por el uso de recursos públicos, como de presiones a empleados gubernamentales para que votaran por “Gustavito”.

Aunque lo más probable es que “ven pa´ca” Cardona, se quede con las ganas de pleitear, ya que “mister Bean”, o la “Bartola”… o Ernesto Cordero, si usted lo prefiere, ya dijo que no impugnara. Después de la paliza que le acomodaron, no tenía mayor margen de impugnación, por lo que mejor negocio algunas “prestaciones” para él y su equipo.

En cuanto al “impresentable” de Cardona Benavides, en el momento que le corten las “canonjías” de que goza en el congreso, de inmediato se doblegara, y le saldrá la muy conocida por todos los políticos, disciplina partidaria. Lo dicho: “mejor rastreros, que sin posiciones y/o prestaciones”.

ENFIESTADO

El pasado viernes dieciséis, Alejandro Lares Valladares, quien cobra y muy bien, como secretario de seguridad (?) pública municipal de Tijuana, andaba de fiesta. Aprovechando el concierto que se dio en la plaza de toros de Playas de Tijuana, acudió al mismo con todo y sequito, al fin que no le cobran –faltaba más-, ni al él, ni a sus acompañantes. Estos es, sin contar las varias decenas de jenízaros, que hacen las funciones de guaruras, y que lo acompañan hasta al “baño”.

Dicen quienes estuvieron presentes, que después de los ríos de alcohol que “corrieron” en dicho espectáculo, siempre “da hambre”, por lo cual Lares Valladares, claro con todo y sequito, y los infaltables guaruras, se trasladaron a conocida taquería de esa zona de la ciudad. La cual por cierto “cerraron”, para disfrute de este prepotente y presumido funcionario. Por algo es conocido como “el gordo Molina”, por el personaje de la televisión. Mientras esto sucede y acontece, el alcalde se pasa el tiempo… defendiéndolo. No en balde hace algunos ayeres fue su guachoma.

ATRACOS

Desatados andan los elementos de la policía estatal preventiva, mejor conocidos por pepos. Ante la protección institucional que les brinda el impresentable y nefasto Daniel de la osa… digo Rosa Anaya, aun secretario de (in)seguridad pública del estado, por medio del exdirector de la estatal preventiva, y actual coordinador de operativos generales de la misma, Marco Antonio Montoya Gómez, quien por cierto es su principal recaudador.

Estos elementos andan atracando a quien se atraviesa en el camino, deteniendo a quien les da por la gana, y por cualquier motivo inventado, ya no digamos cuando “descubren” algo, de inmediato piden cantidades exorbitantes de dinero. Pero como hay crisis, hasta pesos reciben… también vehículos… y otras cosas. Y de no recibir su “recompensa”, para eso está la tortura y el “sembrado” de pruebas.

Comentan algunos Abogados, que cuando se acercan a ver si sus clientes tienen algún problema, estos malos elementos policíacos, de inmediato son intimidados, llegando al extremo de ser interrogados y revisados. Lo cual es irregular, ilegal e inconstitucional. Procediendo a decirles que el asunto con sus clientes, “casi” está arreglado, y que si no se retiran, tendrán que proceder a detenerlos. Así o más claro los abusos de este cuerpo policial.

Es hora de que “Kiko” Vega, no solo cambia al secretario de seguridad pública del estado, sino que en calidad de mientras, ordene –si es que le hace caso- a este nefasto empleado… digo funcionario, deje trabajar a Carlos Besne Irigoyen Ontiveros, nuevo director de la corporación, al cual no le han permitido nombrar colaborador alguno. Lo cual de suceder, podría cambiar drásticamente el comportamiento de los elementos de esa institución. A no ser que quiera que se le siga reclamando por el acontecer y comportamiento de la institución. “Kiko” tiene la palabra. O por lo menos, eso se cree.

Comentarios:

INTRIGAS: Escrito por Ricardo Madrigal. Martes, 20 de mayo de 2014.

Puede seguirnos por: intrigas.info y en Facebook: intrigas