Jude Law, con 15 kilos de más en «Dom Hemingway»

El gran reto de cualquier buen actor es desaparecer dentro de sus personajes, a veces a costa de su atractivo físico. Jude Law se olvida de su imagen de playboy en «Dom Hemingway», cinta donde abraza un papel para el que ha tenido que subir quince kilos y aparecer con aspecto desaliñado y un diente roto. «En el corazón de este ser humano sórdido y mal educado se esconde un poeta, un Falstaff moderno», asegura Law. Aparece elegante en la entrevista, con vaqueros y camisa azul, relajado, disfrutando de la promoción de un filme del que se siente orgulloso. Nominado en dos ocasiones como mejor a…





//