Kicillof se vio cara a cara con los fondos buitres en EE.UU.

El ministro de Economía Axel Kicillof se reunió por primera vez con los fondos buitres. Tras mas de seis horas de negociación no se llegó a un acuerdo y el mediador determinóun cuarto intermedio para retomar las conversaciones hoy. Un grupo de bancos argentinos ofreció mediar con los holdouts y acercará hoy una oferta de pago para llegar a una solución.

“No puedo dar información porque entramos en un cuarto intermedio y no se termino la negociación. Tengo poco para comunicar la reunión seguirá mañana, como se trata de una reunión en marcha no puedo dar detalles de la misma”, dijo el ministro al retirarse de la oficina de Pollak a las 00:30 hs. Luego el titular del Palacio de Hacienda agregó “estamos trabajando. Nos reunimos las partes”.

Desde el ministerio de Economía confirmaron que en la extensa reunión estuvieron presentes representantes de los fondos buitre. El ministro evitó referirse a la propuesta que prometieron elevar a primera hora de hoy un grupo de banqueros locales nucleados en ADEBA para mediar en la negociación. Los bancos nacionales harán una oferta de pago a los fondos buitre que permita evitar el impacto de un default. La propuesta es impulsada por ADEBA, la entidad que los reúne, y se baraja una cifra que rondaría entre 250 y 300 millones de dólares.

Ayer, el ministro Axel Kicillof voló de Caracas a Nueva York para hacerse cargo de la negociación con Daniel Pollack, el mediador designado por el juez Griesa (ver pág. 4). En tanto, en Buenos Aires se discutió la propuesta de ADEBA y se definía que una delegación de banqueros viajara a Nueva York. Ofrecerían 250 o 300 millones de dólares a modo de garantía para evitar que el país entre en default, aunque la operación podría implicar la compra del total de la deuda (los US$ 1.650 millones que se adeudan a los buitres). Buscan así que el juez Griesa reponga el stay y de tiempo para encontrar una solución que evité a la Argentina una ola de demandas derivadas de la cláusula RUFO.

Ayer, a poco de arrancar la reunión de ADEBA, Jorge Brito, el titular de la entidad, que engloba a bancos de capital argentino, insistió sobre la necesidad de intervenir en el conflicto con los fondos buitre y mostrarse al frente de lo que denominó “una iniciativa patriótica”. Al principio no hubo entusiasmo, pero sobre el final de la reunión Brito logró aceptación.

“El Macro pone 100 palos, ¿cuánto ponen ustedes?”, lanzó Brito. “Fue como una jugada de póker, Brito tiró una carta fuerte y cada banco según sus posibilidades fue tirando un número ”, dijo a este diario una fuente que participó.

La ayuda de los bancos no es gratuita: si el país entra en default los principales perdedores serían las entidades financieras locales que tienen en su haber gran cantidad de bonos y acciones argentinas cuyo valor se desplomaría. “ Hasta el valor de los propios bancos podría derrumbarse si el país entra en default”, explican en una de las entidades involucradas.

Somos un plan B. Se lo ofrecimos a Capitanich, y Fábrega y Zannini terminaron de dar el ok”, explica un banquero consultado que aseguró que Kicillof, quien viajó ayer a Nueva York para sumarse a la reunión con Pollack, no estaba al tanto de esta estrategia.

No podrán participar de la oferta los bancos estatales que integran la nómina de ADEBA porque esto dispararía la clausula RUFO, ya que estas entidades están comandadas por el Estado y se consideran a efectos de la negociación parte del mismo. De esta manera los principales oferentes serán el Banco Macro, el Galicia, el Supervielle y anoche se especulaba con que el Ciudad se podría sumar dado que es de jurisdicción porteña.

Anoche el grupo de banqueros evaluaba distintas propuestas: la más optimista hablaba de ir por toda la deuda para cerrar la puja judicial cuanto antes, aunque esa negociación tardaría unos cuántos días. Otra alternativa es ofrecer US$ 250 millones en efectivo a cambio de que los propios fondos buitre pidan al juez que reponga el stay. “Nos espera una negociación ardua”, concluyó un banquero. Hoy seguirá la negociación de la saga con los buitres.

 

Fuente: Clarin.com