La Junta urge al Gobierno a convocar el consejo de política fiscal para abordar la financiación

El Gobierno andaluz no quiere perder ni un minuto en el debate de la financiación autonómica. Así, el portavoz del Ejecutivo andaluz pidió ayer al Gobierno central que convoque «de forma urgente» el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para abordar «con honestidad y sin mayor retraso» la reforma del modelo de financiación autonómica cumpliendo el compromiso asumido por el jefe del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, de hacerlo antes de enero de 2018.

Respondía así Juan Carlos Blanco a las palabras de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien dijo este lunes en Málaga que «Andalucía se merece un nuevo modelo de financiación autonómica». «No podemos más que dar la bienvenida a algo que venimos reclamando desde hace años», ha asegurado Blanco, que ha demandado al Gobierno de la Nación que «sea coherente y si está dispuesto a cambiar este modelo de financiación, que actúe y que lo haga cuanto antes».

También ha aprovechado para censurar la actitud de Juanma Moreno, presidente regional del PP andaluz, «a quien una vez más desde Madrid el Gobierno del PP también le enmienda la plana»

«Llevamos años pidiendo esa reforma que le permita a Andalucía tener el dinero que le corresponde tras sufrir una merma de más de 5.000 millones de euros en seis años por la aplicación del actual modelo».

Pero no todo ha sido buena predisposición por parte del Gobierno andaluz, que también ha reclamado «respeto» a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por su «salida de tono ofensiva al decir junto a Juanma Moreno que en Málaga que la Junta de Andalucía necesita un cambio por salud democrática, económica y social».

Blanco ha afirmado que son los andaluces «los que legítimamente deciden en las urnas quién les quiere representar porque esas son las reglas del juego de la democracia».

«Andalucía no está para recibir lecciones de salud democrática, están de más, sobran», ha insistido el portavoz, que ha calificado las manifestaciones del vicepresidenta del Gobierno como una «salida de tono ofensiva que se aleja con mucho del respeto y cordialidad que debe presidir la relación entre instituciones».

Blanco ha recordado que Sáenz de Santamaría también pidió este lunes «lealtad entre las administraciones y le garantizo que aquí en Andalucía la va a tener siempre que la necesite, así que también podría ahorrarse esas ofensas». http://ift.tt/2AINufV Última Hora

Comments are closed.