LA LAGUNA ES EL TERCER MUNICIPIO MÁS ENDEUDADO DE CANARIAS CON CASI 106 MILLONES DE EUROS

El edil de Sí se puede en La Laguna, Juan Miguel Mena, cree que las cifras del Ministerio de Hacienda y de Administraciones Públicas demuestran que la grave deuda municipal sigue creciendo, poniendo en evidencia la gestión económica realizada en los últimos tres años por CC-PSOE en el Ayuntamiento.

Según los datos oficiales a 31 de diciembre de 2013 la deuda de La Laguna se situaba en los 105.783.453,59 euros, siendo el municipio más endeudado de Tenerife y el tercero de Canarias. Mena resalta que no solamente la deuda de La Laguna no baja, por el contrario aumenta en más de 15 millones de euros, más de un 17% con respecto al ejercicio anterior, recordando que se trata en este caso de la deuda viva, relativa a las deudas existentes con cajas y bancos.

El portavoz ecosocialista cree que “tratar de vender estas cifras como un éxito roza el ridículo, ya que se trata de una situación muy grave que afecta al futuro del municipio, pero también a muchas empresas, especialmente las PYMES, que tardan unos 159 días en cobrar y que sufren importantes deudas con la Corporación”.

En Sí se puede aseguran que estos datos les ratifican en su denuncia sobre “la forma en la que se está gestionando el Ayuntamiento y el derroche en el que se ha estado viviendo”. Mena explica que la grave situación económica no ha sido respondida de ninguna manera, ya que la incidencia del Plan de Ajuste ha sido mínima en el ahorro político, cuyo coste ha aumentado desde 2011, y en evitar gastos superfluos como los alquileres.

“Tenemos un municipio que tiene más concejales liberados que Las Palmas -que tiene el doble de población-, un Ayuntamiento que mantiene edificios públicos vacíos mientras aumenta irracionalmente el gasto en alquileres, que deja que las empresas que gestionan servicios públicos como las ludotecas, las escuelas infantiles o las grúas mantengan a sus trabajadores sin cobrar durante meses, llegándose a cerrar el servicio en el primer caso”, manifiesta el edil. En su opinión los firmantes del pacto de gobierno de 2011 “parece que simplemente quieren esperar once meses más y después buscar la fórmula de afrontar este fracaso económico, que podría acarrear graves consecuencias a partir de 2015, aunque como primera señal el concejal de Hacienda, Antonio Pérez-Godiño, ya ha anunciado un recorte de un 65% en las subvenciones o ayudas a otras entidades, muchas de ellas que atendían demandas sociales, deportivas o culturales del municipio”.      

Para Juan Miguel Mena es necesario responder a este problema y “no esconder la cabeza”, insistiendo que desde 2011 su grupo ha lanzado numerosas propuestas a este respecto que no han sido escuchadas, incluyendo dos enmiendas a la totalidad de los presupuestos de 2013 y 2014 que contemplaban un ahorro anual en el gasto de más de 2 millones de euros. Para Sí se puede “es necesario que los responsables de esta situación abandonen el Ayuntamiento y que se empiecen a tomar decisiones que afronten el problema, acabando con los gastos superfluos y promoviendo nuevos sectores económicos más sostenibles”.