Las elecciones andaluzas

Habemus encuesta electoral en Andalucía. El sonde del Egopa me parece bastante interesante y digno de ser comentado. Indica una clara victoria del PSOE con un 35%, el PP estaría segundo con un 29% y tercero PODEMOS con un 15%. Izquierda Unida y Ciutadans tendrían un 8,4 y un 4,6% respectivamente. Habrá que esperar a que los expertos nos expliquen estos resultados, pero ya surgen algunos comentarios nada más ver la encuesta. En primer lugar llama la atención como resiste el Partido Socialista. En toda España su tendencia es claramente a la baja mientras que en Andalucía, aunque tendría menos voto, resistiría y sería la fuerza política más votada. Parece casi seguro que pase lo que pase, el próximo gobierno en Andalucía será socialista y estará presidido por Susana Díaz.

¿A qué se puede deber? El Partido Socialista siempre ha sido especialmente fuerte en Andalucía, ahí tuvo mucha presencia durante el régimen de la Restauración, ahí resistió y mantuvo actividad durante el franquismo, ahí se refundó en los años de la Transición y ahí mantiene el último espacio de poder autonómico que le queda en España. Otra cosa es en qué condiciones lo haga. Sea como sea, la encuesta nos muestra un Partido Socialista fuerte y unido capaz de hacer frente a su propia crisis.

Su principal rival, el Partido Popular, tampoco es muy fuerte. Si la derecha no logró llegar al gobierno en las elecciones del 2012, no creo que lo consiga nunca. Todo parece indicar que el Partido Popular sufrirá una gran caída en las elecciones de Marzo, caída que debiera obligar en a una profunda reflexión sobre su papel en la región andaluza. En verdad, no parece que los populares quisieran ganar estas elecciones, Juanma Moreno Bonilla no es muy carismático ni conocido, incluso ha adoptado un discurso derrotista que parece más enfocado a desarrollar una literatura para después de la victoria de Susana Díaz que a movilizar electorado del Partido Popular.

PODEMOS entra con fuerza, casi un 15% de votos, continuando su tendencia al alza en las encuestas. Sin embargo no logra ni de lejos el sorpaso al PSOE ni romper el bipartidismo. Simplemente ocupa el espacio como tercer partido que antaño tenía Izquierda Unid. Realmente Andalucía es un espacio complicado para el partido de Pablo Iglesias, ahí las bases de la izquierda tradicional son más fuertes y tanto el Partido Socialista como Izquierda Unida resisten de mejor manera que en otros territorios de España.

Izquierda Unida sería cuarta fuerza política con un 8,4% de voto. En las anteriores elecciones les encuestas le daban un 6,3% y sacaron un 11,3, sin embargo esta vez no creo que haya sorpresa. El problema de Izquierda Unida no es solamente que PODEMOS irrumpa en la escena comiéndose una parte importante de su espacio político y electoral, también tiene sus propios problema internos que hacen que la coalición tenga un formato que parece inviable. En Madrid prácticamente ha desaparecido tras la ruptura entre la cúpula de la coalición y los seguidores de Tania Sánchez, ahora en Andalucía la CUT de Sánchez Gordillo ha decidido (tras muchos años de problemas) abandonar la coalición. Habrá que ver qué consecuencias tiene esto en las expectativas electorales de Izquierda Unida, pero el simple hecho de que la CUT se vaya hacer que Izquierda Unida en Andalucía no tenga ningún tipo de sentido como coalición que une a las izquierdas de la región.

Ciutadans puede entrar. Habrá que ver si lo logra, este partido se puede convertir en una sorpresa y puede ser una opción que convenza a muchos españoles en las venideras convocatorias electorales.