Lo único que desearíamos es que el genio interpretado por Will Smith en ‘Aladdin’ nunca regrese

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

El domingo, Disney lanzó el nuevo trailer de la película con personajes reales de Aladdin, y por fin pudimos ver al genio interpretado por Will Smith. Por el amor de Dios, que se regrese a la lámpara.

La gran revelación del genio aparece hasta el final del video que dura un minuto, engañándonos con unas tomas agradables de Jafar y Jasmine y el desfile del Príncipe Ali antes de su aparición.

Ah, mira, ahí está la cabeza gigante del tigre en el desierto, piensas, perdido en la nostalgia de ver los recuerdos de tu infancia de Aladdin convertidos en una realidad tridimensional. ¡Ahí está Abu! ¡Y el bastón de serpientes de Jafar del que alguna vez tuve una réplica de juguete!

Pero de repente, Aladdin levanta la fatídica lámpara, sale el humo azul y, por Dios, no, aparece el genio. ¿Quién es ese Avatar lleno de bultos? ¿Qué le pasa a su cara? No se parece nada a lo que conocíamos. En cuanto empieza a hablar, lo que quedaba de tu infancia desaparece.

1549901717713-Screen-Shot-2019-02-11-at-111451-AM

https://www.vice.com/es_latam/embed/article/qvyvnx/vice-nueva-pelicula-de-chucky?utm_source=stylizedembed_vice.com&utm_campaign=wjmxqy&site=vice

El genio interpretado por Robin Williams era mágico. Sus bromas nos llenaron de una alegría que nuestros cerebros infantiles apenas podían comprender. Podía transformarse en cualquier cosa: en animador, presentador, en azafata, o en diseñador de modas. Él representaba todas las posibilidades del mundo antes nuestros ojos. Algún día, cuando creciéramos, podríamos llegar a ser cualquiera de esas cosas. El mundo era tu lámpara, esperando ser frotada.

Pero ahora, aquí estamos, tres décadas después. Robin Williams ya no está, el genio amante de la diversión es un recuerdo lejano, y esto es lo que nos queda: una monstruosidad que nace de las profundidades del valle inquietante. Algo muy, muy perturbador.

Esto es ser adulto. Esto es crecer. El genio de 1992 era el sueño dorado de lo que nos deparaba el futuro. El genio de Will Smith es la realidad. ¡Y duele. Vaya que duele!

http://bit.ly/2WSyzea

Comments are closed.