Los temas que la campaña electoral esconde

avatar plumilla cubo

Entre el machismo de Cañete y el mirar para otro lado del PP parece que tenemos la semana repleta, y no. No, porque algunos temas de relevancia están quedando eclipsados y no son nada banales pero aprovechan que el Pisuerga pasa por Valladolid para que nadie repare en ellos.

La publicación de las imágenes de los cadáveres hacinados en la Facultad de Medicina de la Complutense, amén de ser desagradable, no es más que una burda manipulación por colarse en la campaña electoral desde un Medio de Comunicación. Lo de dejar a la Universidad a los pies de los caballos, en un momento en el que las universidades están en pie de guerra contra el Gobierno, es solo pura casualidad.

¡Hasta cuándo van a seguir tomándonos por imbéciles desde todos los ángulos!! Un poquito de respeto, que la sartén por el mango la tenemos los que votamos y tienen tendencia a olvidarlo tanto los políticos como los Medios de Comunicación.

Las dichosas imágenes se las traen, pero desgraciadamente tenemos más temas repulsivos tapados por la campaña electoral.

Casi 50.000 familias perdieron sus viviendas en el pasado año, lo cual además de poner los pelos como escarpias, dice muy poco a favor de cómo el Gobierno y la Banca le echan una mano a quienes la crisis les está dejando sin nada. Que la Banca siempre gana ya lo sabemos, pero la cifra es cuanto menos escalofriante. No olvidemos que lo de la dación en pago no es la costumbre habitual, ya quisiéramos, y el personal se queda sin un techo pero con una deuda.

Con escalofríos se nos queda el cuerpo viendo como los Concejales del PP en Toledo han dado la espalda a las familias con niños enfermos de cáncer. Alguien debería decirles a estos servidores públicos que las enfermedades no distinguen de colores políticos. Ojalá ninguno de sus hijos se vea afectado porque entonces entenderían lo que duele que quienes pueden hacer algo para que los tuyos tengan mejores atenciones sanitarias públicas te dejen con la palabra en la boca, gastándose un aire de superioridad tan asqueroso como vomitivo.

Siguiendo con este mal cuerpo que nos deja todo lo que la campaña tapa, hay otro tema que es para salir corriendo.

Al Gobierno le pareció bien eso de cargarse la Justicia Internacional gracias a una Reforma absurda e incoherente. Lo que opinaran desde el mundo judicial se lo pasó por ahí mismo, y ahora tenemos que se está excarcelando a mafiosos, narcotraficantes y demás sin mayor problema. Lo de que vengan de vacaciones secuestradores de niñas que luego venden como esclavas sexuales y que nadie les pueda meter en la cárcel es una tesis avalada por Garzón, que de leyes sabe mucho más que nosotros.

Estos son algunos temas que subyacen semiocultos tras una campaña electoral donde lo único que le ha dado vida ha sido un asesinato, lo que nos gusta la sangre, y la demostración pública por parte del PP y del Gobierno de una falta de respeto sublime hacia las mujeres.

Galiana