Lunes de resaca futbolera

avatar plumilla cubo

El fin de semana ha sido largo, quizá por aquello de haber disfrutado del macro puente en Madrid, con lo que hemos tenido tiempo para todo.

Cañete y Valenciano aparecieron en las pantallas del televisor el jueves para representar el papel de sus vidas. Lo hicieron según sus coach les habían indicado, sin salirse un ápice de lo ortopédico del sistema que previamente habían establecido. Todo resulto a la perfección, solo que se olvidaron de lo más importante. Ninguno de los dos candidatos entiende el concepto debatir y partiendo de esa idea es imposible llevar a cabo un debate electoral, que al fin y al cabo era de lo que se trataba.

A resaltar las declaraciones post debate, donde Arias Cañete justifica su mala intervención en que Elena Valenciano es mujer. A él, como buen caballero, le gusta dejar ganar a las damas para no demostrar que los hombres son superiores y ser tachado de machista. Al Ex Ministro de Agricultura se le ha visto el plumero más de la cuenta con estas declaraciones y flaco favor ha hecho a su partido.

Dejando atrás el dichoso no debate, el país ha seguido adelante con asuntos que siguen siendo importantes

Bárcenas, el Juez Ruz y el PP son tres elementos que no debemos perder de vista. Si a eso añadimos cuentas en Suiza, contabilidad B, financiación ilegal y demás, el tema da para una novela como poco, donde todavía queda por saber quién es el titular de 6 cuentas bancarias, y encajar que Rajoy avalara las cuentas de Bárcenas en el país Alpino.

Pero como la cosa va de Juzgados y Jueces que investigan turbios asuntos no podemos olvidarnos de la Jueza Alaya. No está dejando títere con cabeza en el asunto de los ERE en Andalucía, donde el abanico de los que opositan a Golfos Apandadores va desde políticos con cargos impresionantes que destilan poder por donde pasan hasta Consejeros de entidades crediticias que asistían a Consejos de Administración para manipular lo que no está escrito.

Sin salir del Palacio de Justicia y de la comisión de delitos, el crimen de Isabel Carrasco se ha desmadrado por completo, y la gestión que unos y otros están haciendo del mismo es para poner los pelos como escarpias. Alguien debería recordar que es un crimen no político, un suceso que de seguir existiendo El Caso sería asunto de portada. Como en este país todo lo sacamos del contexto, le hemos dado un giro de tal calibre que a estas alturas de la película el Ministro de Interior, que no debe tener suficiente con solucionar los entuertos en la valla de Ceuta y Melilla, ha decidido que todo aquel que se alegrara de la muerte de la Presidenta de la Diputación de León en las redes sociales debe cuanto menos tener una ficha policial. El tema de congratularse por la muerte de un ser humano es mezquino, vomitivo y contra natura, pero si la policía tuviera que investigar todos los desafortunados comentarios que pululan por las redes sociales no habría cárceles en este país para tanto descerebrado.

Y no nos hemos olvidado de lo mejor del fin de semana. El fútbol, la anestesia que tenemos para que los temas no nos agobien. Siendo “vikingos” confesos como somos no nos duelen prendas en darle nuestra enhorabuena al Atlético de Madrid el nuevo flamante campeón de Liga.

Galiana