Manifiesto #OrgulloBarroco

     Todo el mundo sabe de nuestro compromiso con la investigación, en concreto con todo lo que tenga que ver con la Edad Moderna. Nos apasiona esa etapa de la historia que en el caso del arte creemos que dió los genios más importantes y alcanzó cotas de perfección imposibles de repetir. El Renacimientos es reconocido mundialmente por figuras como Miguel Ángel, Leonardo o Rafael. Sin embargo, sobre el Barroco se siguen teniendo ciertos prejuicios. Nuestro afán es derribarlos. De ahí surgió la iniciativa de mi compañero Cipri de crear el hashtag #NiUnDiaSinBarroco para difundir diariamente obras barrocas en las redes y del entusiasmo de un grupo de gente muy activa en las redes sociales decidimos crear el día del #OrgulloBarroco. Tras la realización de una votación en la que estaban implicadas figuras de la talla de Velázquez, Caravaggio o Giordano, se decidió que el día para conmemorar ese movimiento que revolucionó el arte fuese el 7 de diciembre, fecha del aniversario del nacimiento del gran Gian Lorenzo Bernini. Reivindiquemos la cultura y utilicemos las redes sociales para que sean un modo de difundirla activamente.

     Hemos pedido a diversas cuentas de Twitter muy implicadas con el barroco que nos ayuden a confeccionar un manifiesto del #OrgulloBarroco y de esta forma explicar a todos aquellos que todavían no son unos amantes de este movimiento artístico su importancia dentro de la historia del arte. Por que Barrocos fueron Velázquez, Rembrant, Rubens, Van Dyck, Bernini, Murillo, Giordano, Borromini, Guarini, Juvarra… Un sin fin de artistas que marcaron la estética de las ciudades, de nuestros museos, del teatro o de la música y que se convirtieron en referentes de artistas y movimientos posteriores.

#OrgulloBarroco

 

MANIFIESTO DEL #ORGULLOBARROCO

  • La luz y la sombra, la curva y la contracurva, lo material y lo intangible… Parece que estamos citando términos opuestos que no podrían convivir en unión. Pero no, como en la vida misma todos ellos se unen y mezclan a la perfección en un movimiento artístico: el barroco. Así pues, esta manifestación del arte que para muchos es exagerada y estridente, es el símil perfecto con lo que es la naturaleza, la vida, cada uno de nosotros. Es por ello que de Bernini a Velázquez, de Rubens a Churriguera, de Calderón a Shakespeare, de Bach a Vivaldi todos tienen cabida dentro de él. Esa capacidad de juntar a personalidades y estilos tan diversos bajo un mismo movimiento es algo único del barroco. Un periodo dentro de nuestra cultura hispánica que es conocido como el Siglo de Oro y un bien que tenemos que reclamar con mucho, muchísimo #ORGULLOBARROCO

@Investigart

  • En un mundo en el que tienes marcadas todas las reglas, en el que salirse de la norma es ser anormal… apuesta por lo diferente. Confía en ti y no dejes que nadie te diga que tus sueños son imposibles. Convierte el mármol en carne si así lo deseas, crea espacios donde no los hay. Puedes hacerlo todo si eres fiel a ti mismo. Despéinate la vida. Sé distinto; sé #barroco.

@BerniniRocks

Gian Lorenzo Bernini: Detalle del Rapto de Proserpina.

  • Barroca es la ironía de Cervantes, como también es barroco el dolor de Shakespeare. Son Kepler y Galileo escrutando las estrellas sin descanso y Newton descubriendo cómo está unido el Universo. Barroco es Descartes inventando la ciencia. Monteverdi poniéndole música al alma y Bach poniéndole música a Dios. Barrocas son las mujeres: artistas, escritoras y científicas invadiendo por primera vez mundos que antes eran sólo para hombres. Barroco es un mármol que se muerde y se pellizca o un óleo que llora y sangra. Barroco es un chaval de quince años que descubre bajo una cúpula del siglo XVII su vocación profesional.

En el barroco, cabemos todos.

Miguel Ángel Cajigal Vera @elbarroquista

Cúpula del monasterio de Sobrado dos Monxes. Foto: Miguel Ángel Cajigal Vera.

  • Leí una vez que el barroco fue un arte de escultores. Y estoy de acuerdo. Es en esa disciplina donde el dinamismo, la fastuosidad, la sensualidad y la ornamentación alcanzan toda su plenitud. Características que también veremos en la indumentaria, menos el movimiento. La nobleza vestirá y se adornará sin reparar en el valor de las prendas y de las alhajas, cierto, pero hombres y mujeres apenas se moverán, o si lo hacen lo harán de manera lenta, serena. Las superficies de los trajes son lisas, no hay lugar para las arrugas, pero sí para la abundancia de complementos. Son estatuas, o mejor dicho, maniquíes que muestran al mundo todo su poder. O la belleza, exaltando los sentidos con los colores, incluso con la intensidad del negro y la fuerza del blanco, mientras los tejidos dan el toque sensual.

@alquicel

 

  • El Barroco traspasa fronteras geográficas, pero también temporales: durante siglos su estilo ha seguido decorando interiores con desbordante pomposidad. Sólo hay que ver nuestro Piso Principal, decimonónico y a la vez barroco. Aún hoy las obras creadas en su época están entre las más codiciadas por los coleccionistas, esto ya lo sabía el marqués de Cerralbo. Por todo ello y mucho más, desde el Museo Cerralbo declaramos nuestro #OrgulloBarroco.

@MuseoCerralbo

Francisco de Zurbarán: Inmaculada, ca. 1640. Museo Cerralbo, Madrid.

  • Patearemos el Barroco. Necesitaremos espacio, y tiempo, y luz. Y llevar atentos los sentidos, y el alma expectante.

    Patearemos por los ejes de la Roma  papal, entre obelisco y obelisco, de lo grande a lo pequeño, de la columnata de San Pedro al cortile de San Carlino; por las plazas reales de París, de Dauphine a Vendôme; por las curvas del tablero de Turín; y por los extramuros paisajísticos de Viena. Y por las escaleras escenográficas de los palacios de Nápoles; y por las fachadas fuera de escala de los de Praga; y por los canales y puentes de San Petesburgo; y por los interiores cubiertos de esculturas de las iglesias del Meno. Y por las  perspectivas infinitas de Vaux-le-Vicomte y de Versalles; y por las cascadas y fuentes de La Granja y de Caserta; y por los pabellones entre parterres de Schönbrunn, Augarten, Favorita y Belvedere.

    Patearemos, como hicieron, en aquel siglo viajero, Rubens, Bernini, Velázquez, Le Nôtre, Guarini, Fischer von Erlach o Juvarra, y volveremos a casa soñando, en silencio y sin aliento, con locura en la mirada y sangre en las yemas de los dedos. Y con el alma en desconcierto.

@v_gorriz

Piazza Navona de Roma con la Fontana dei Quattro Fiumi de Bernini y la Chiesa di Sant’Agnese in Agone de Girolamo y Carlo Rainaldi y con fachada de Borromini. Foto Vicente Górriz

  • Defenderemos siempre con orgullo el Barroco madrileño, expresión artística de una época gloriosa, el Siglo de Oro, en la literatura, el teatro, escultura, pintura y arquitectura. Es un estilo artístico pero también un estilo de vida, la teatralidad, que se manifiesta en todas las ramas de la cultura. No solo en las piezas teatrales puras, sino también las arquitecturas efímeras, las fiestas, las arquitecturas fingidas, los trampantojos… Y todo esto en el siglo XVII se vivió en gran parte en Madrid, sede de la Corte.
    Las pinturas de la iglesia de San Antonio de los Portugueses representan a la perfección este espíritu. El exceso, la ostentación, la religiosidad, la belleza como espectáculo. Madrid será siempre una villa barroca, resaltaremos su historia y su arte, el barroco madrileño, patrimonio universal.

@ArteEnMadrid

San Antonio de los Alemanes (antes Portugueses), Madrid. Foto: Mercedes Gómez

  • A EsquivelDanza&Música el #OrgulloBarroco nos sale con forma de un arte “en movimiento” poco conocido, la danza barroca.
    Gigas, Canarios, Zarabandas, Minuetos y demás danzas fueron de primordial importancia en cualquier ámbito cortesano entre 1600 y 1770 aproximadamente, no se podía pertenecer a la corte si no sabías danzar.

    Os animamos a conocer la danza barroca, estamos convencidos de que al hacerlo vuestro #OrgulloBarroco aumentará.

@EsquivelDyM

Compañía Esquivel Danza y Música bailando un minueto en el salón de baile del Museo Cerralbo de Madrid. Foto: @pablofjuarez.

  • El barroco no sólo se explica con palabras en ocasiones una imagen, acompañada de un pequeño texto, vale más y en el Barroco, más es más, siempre. 

@JCV_02

 

  • Si una cosa he aprendido en estos años es que no hay un único Barroco, sino que hay un espíritu de época que podemos ver en las diferentes escuelas nacionales, regionales y locales, en las diferentes manifestaciones, en infinidad de ejemplos. Es tan maleable su concepto, que acaba teniendo acomodo en cualquier sitio, en cualquier sensibilidad. Es por ello que, parafraseándome a mí mismo, os digo y os pido que: <<A todos los detractores del Barroco simplemente les pido apertura de mente. Cuando alguien utiliza como justificación de su rechazo el argumento, manido ya, de que el Barroco es recargado y lleno de dorados les muestro la foto del interior de Sant’Ivo alla Sapienza de Francesco Borromini… no hay un único Barroco, siempre hay algo del mismo que nos puede gustar o atraer. Podemos odiar a Rubens, a Rembrandt, a Vermeer, a Velázquez… pero no a todos a la vez, siempre vamos a encontrar un estilo, un lugar, un momento donde el Barroco se acerca a nuestra sensibilidad y gusto. Pero además de todo eso el Barroco ha de entenderse como reflejo de una época y valorarse así, porque quizás hemos dado demasiada importancia al gusto y necesitamos darle más importancia al conocimiento, nos cause mayor o menor atracción>>. A los amantes del Barroco os pido que con orgullo enseñéis a vuestro entorno las maravillas que este estilo ha dejado a la cultura y al patrimonio de todos.

Feliz #OrgulloBarroco.

@cipripedia

El sueño de San José. Francisco de Herrera “el Mozo”. Madrid. Museo Nacional del Prado.

* Gracias a todos los que habéis colaborado en este post para ensalzar nuestra cultura y arte.

Comments are closed.