Medios y Remedios

  • PRI: Panorama Complicado

Antonio Ceja

2 - 1 candidatos del pri gubernaturaNo eran cuentos ni mentiras; no fueron párrafos escritos nada más por que si. La realidad siempre supera a la ficción y hoy el PRI en el estado reconoce, a través de un análisis del CEN del tricolor y divulgado hace un par de días, que Baja California Sur al igual que otros estados del país, el PRI tendrá serios problemas para triunfar en el 2015.

El balance político para Baja California Sur por parte del PRI no solo debe de poner en su lugar a los interesados en un cargo de elección popular sino a la misma dirigencia estatal en manos de Juan Alberto Valdivia quien hasta ahora no ha puesto las cosas en su lugar logrando, con ello, que los caballos y las yeguas se brinquen las trancas.

Aunque siguen unidos y disciplinados, los priístas en el estado desarrollan de manera muy particular y sin medir consecuencias, sus actos de campaña le han abonado a una ruptura de intereses comunes para el mismo partido dando la impresión de que midiendo fuerzas entre los aspirantes los jueces mayores optarán por definir, de esta manera –viendo quien es el más fuerte- a los futuros candidatos del tricolor.

Pero, curiosamente, no es necesario que un diario nacional difunda lo que aquí se ha escrito en varias ocasiones: que el PRI tiene un duro hueso que roer llamado Carlos Mendoza Davis y detrás de él, está el trabajo indiscutible de Marcos Covarrubias Villaseñor quien en reiteradas ocasiones ha sido declarado como el gobernador mejor posicionado del PAN y nuestro estado ocupa los primeros lugares en varios renglones económicos y sociales.

Esa es la realidad política de nuestro estado.

Revisando precisamente el trabajo que en lo particular realizan –sin la debida vigilancia de Juan Alberto Valdivia- los aspirantes a la postulación del PRI para pelear por la gubernatura del estado, tenemos que el que más daño le está haciendo al tricolor es el ex niño maravilla Ricardo Barroso Agramont. Su manera de hacer las cosas, cuyo sello es la ineficiencia política, no le suman, de ninguna manera, ni a su partido ni a sus aspiraciones electorales.

Ricardo Barroso, hay que reconocerlo, en su momento fue el mejor posicionado dentro de los planes futuros del PRI. Sin embargo, el solito, sin la ayuda de nadie, ha ido cavado su propia tumba política al demostrar que lejos de aprovechar la gran oportunidad de ser senador de la república luego de su derrota ante Marcos Covarrubias, Barroso se ha dedicado a perder el tiempo desarrollando una vida de socialité ante los ojos de los sudcalifornianos y trabajando con otros actores políticos devaluados como Luis Coppola o Leonel Cota y sus parientes para que le hagan el trabajo sin que el ex chico maravilla se despeine. Es, Ricardo, la piedra angulas de la crisis del PRI y es momento de que alguien le diga que debe de detener sus actividades de carácter personal en aras de la unidad del tricolor, factor que destaca, precisamente, el documento dado a conocer y citado líneas arriba.

Por otro lado, Esthela Ponce Beltrán se ha destacado como la figura más importante para ganar la postulación de su partido toda vez que se mantiene dentro de la mirada diaria de los sudcalifornianos por la sencilla razón de que su responsabilidad como presidenta de la capital del estado y como titular nacional de organismos del PRI. Su cercanía con el gobernador Marcos Covarrubias, a diferencia de Ricardo Barroso e Isaías Gonzáles, es institucional y no de intereses partidistas.

Finalmente, Isaías González Cuevas es el que tiene menores posibilidades de ser el abanderado, pero su peso político seguramente será factor determinante para apoyar al candidato del tricolor a la gubernatura una vez que éste sea desigando y se una a la campaña que seguramente encabezara al actual alcaldesa de La Paz.