Orgullosos de nuestros mayores. ¡Grandes creativos!

Nuestra pequeña-gran familia posando con los cofrades que han diseñado.
¡Qué grandes son!

Un grupo de residentes del centro Santa Marina, de Villar del Buey, posa con los cofrades diseñados  y expuestos en una sala.Una veintena de personas de la residencia Santa Marina, de Villar del Buey, han diseñado un total de 432 figuras de cofrades, de diferentes hermandades, que mantienen expuestas en el centro residencial, donde destacan por el número y por su aspecto decorativo. Es una actividad realizada con un objetivo que va mucho más allá del mero entretenimiento, puesto que este ejercicio «de psicomotricidad y mental permite a las personas recuperar o activar capacidades un tanto olvidadas» según manifiesta la gerente del centro residencial, Tránsito Navarro.

Navarro señala que se han utilizado por parte de las artesanas materiales de fácil manejo y «que se puedan trabajar bien». Destaca que es una tarea apropiada para personas «con problemas óseos», ya que trabajan con cartulinas, colores, pinturas y realizan operaciones como recortes de papel, pega de piezas y otras manualidades.

La sorprendente puesta en escena de tantas figuras llenan la denominada «sala de actividades» del centro y la exposición es un motivo de ilusión de los protagonistas de la obra. El cometido ha llevado adelante en una atmósfera alegre y divertida porque «nos reímos, aunque es una actividad de concentración y de agilidad con las manos» expresa Navarro, que ha estado acompañada en el taller por la terapeuta Carmen.

Entra dentro de la concepción de los responsables del centro residencial de Villar del Buey realizar cada temporada o estación del año un gran cartel «porque pretendemos que la gente esté activa y porque les hace ilusión» a los internos que, cuando llegan los familiares, que vean que han realizado labores positivas. La elaboración de casi medio millar de cofrades es una muestra en plena armonía que las fechas semanasanteras que corre y que es contemplada con cierta expectación por quienes aprovechan estos días para visitar a sus familiares.

29-03-2013 La Opinión de Zamora.