Paquete de medidas

«–Por decreto –comienza anunciando el portavoz del Gobierno de turno– se alargan los días tres horas más, dos para el trabajo, una para el ocio; la noche se queda exactamente igual, todo ello sin menoscabo de la variabilidad estacional que toque. Se reducen los días de frío y de lluvia en zonas costeras, con el traslado pertinente de zonas de cultivo a zonas no turísticas. Los días de lluvia el mal tiempo será denominado “buen tiempo”. Se regula la vestimenta y apariencia de los ciudadanos para que resulte adecuada para nuestra economía. En el ámbito laboral se prohíbe el uso de las vocales para dirigirse a los superiores y en el ámbito judicial el uso de las consonantes para dirigirse a los magistrados; en compensación se podrá hacer uso de los signos de puntuación en ambos casos, tanto de manera oral como escrita. Los miembros del Parlamento gozarán de un nuevo estatus denominado “Intocable” que implicará la capacidad de dictar leyes oralmente con efecto inmediato sin ser publicadas en el Boletín Oficial; como contrapartida serán de duración y ámbito limitados.

–¿No cree que estas medidas resultan un tanto abusivas? –pregunta una periodista.

–Queda prohibido también en este instante y lugar el uso de las consonantes –contesta el portavoz.

–¡St s n bs d pdr! –contesta la periodista visiblemente enfadada.

–¿Más preguntas? –zanja el portavoz sin recibir más réplicas, satisfecho.»