PODEMOS. La participación su bandera, de las asambleas su poder y de las redes sociales su bastión.

Desde ya hace mucho tiempo y en muchos partidos políticos existen personas y sobre todo me atrevería a decir que gente joven no vinculada directamente a las altas esferas de los partidos políticos que durante mucho tiempo nos hemos jartado a decir que hay que cambiar las cosas en los partidos, que hay que hacerlos más participativos que tenemos que despegar de las poltronas a viejos dirigentes y dejar espacio para nuevos jóvenes criados y educados en universidades con recortes, curtidos a porrazos en manifestaciones y orgullosos de crecer políticamente en aquel llamado 15m.

Pues bien la mezcla de todo esto son partidos políticos que en estas Europeas han florecido en medio de la vasta y seca llanura Bipartidista.

Partidos que han hecho de la participación su bandera, de las asambleas su poder y de las redes sociales su bastión, poniendo en práctica la política cercana identificando a sus líderes como uno más, aquel que podrías encontrar en una manifestación junto a ti o en una asamblea dándote un aplauso por lo que estás diciendo y identificándolo como persona no como un líder, haciendo de las redes sociales una manera de funcionar activa para el partido, donde ideas confluyen para hacer un programa electoral y convertirlo en algo participativo donde todos sienten que han puesto su granito de arena.

Y es eso, recuperar la ilusión de votar, de pensar y estar seguro que aquello que votas irá a misa y saliendo del colegio electoral con una sonrisa, repitiendo Podemos, podemos cambiar esto, por qué es así de verdad. Nos hemos dado cuenta que muchos, pero muchos exiliados de las filas de otros partidos ya tenemos a que agarrarnos, ya volvemos a tener ilusión por un discurso (ahora solo falta que no nos defrauden), aunque en eso ya tenemos experiencia; ¡bah! ¡Una más, no pasa nada!

A lo mejor la elección de poner la cara del líder al logo del partido en la papeleta no era la mejor, pero hay gente que hacía mucho tiempo que no iba a votar y jóvenes que ilusionados votaban por primera vez, y que identificaban al partido con una cara y a las ideas que forman este. Es hora de cambiar esa cara, pero no al líder cosa que creo que sin él y su machacador discurso, sin él, todo esto no sería posible (Que si te digo la verdad ya hace mucho que en boca de otros lo escuchábamos). Pero tenía que ser él, una persona carismática, el que diera el último impulso al discurso que desde hace mucho tiempo ya lo llevábamos nosotros por bandera en otros partidos y nos callaban de manera sistemática.

Así que ahora después de la larga noche, hemos demostrado a la democracia y a los partidos mayoritarios que sin nosotros no son nada, que sin votos no son nadie y que ahora sí y ya no hay vuelta atrás, nosotros también vamos a ser nuestros propios políticos, que ya volvemos a tener ilusión, que hay alternativas a los grandes y con ellas nuevos electores y nuevas formas de hacer política y algo que ellos no se imaginaban y es que LA POBLACIÓN QUIERE PARTICIPAR.

TEMBLAD PORQUE AHORA PODEMOS!

Podemos