Podemos salvar el planeta

Por: Luis Emilio Acevedo B.

En la primera parte de su libro,
Una nueva economía para el siglo XXI,
de 17 páginas y dos subtítulos, en su primer subtítulo:
Desafíos comunes, comunidad de riqueza,
en el tópico Evitar el precipicio,
Jeffrey Sachs refiere que el mundo puede salvarse,
solo si se interrumpe la incesante competencia que caracteriza a la humanidad,
competencia que a mi manera de ver,
siempre ha sido por los inventarios del planeta.
Además,
Sachs destaca que la humanidad debe enfrentar a lo largo del siglo XXI, cuatro riesgos de naturaleza social y ecológica:
(1) El cambio climático, debido a la presión ejercida por la humanidad sobre el ecosistema y el clima.
(2) El crecimiento de la población a un ritmo peligroso.
(3) La pobreza extrema que ya alcanza 1/6 de la población.
(4) Superar el cinismo y el derrotismo que caracteriza a la humanidad, así como la obsolescencia de sus instituciones.

2

Para enfrentar los riesgos referidos, Sachs propone 4 objetivos:
(1) Utilizar sistemas y métodos de energía que alejen a la humanidad del cambio climático.
(2) Estabilizar la población en 8 mil millones a habitantes para el 2050.
(3) Poner fin a la pobreza extrema para el año 2025.
(4) Adoptar la cooperación entre países, como mecanismo para la resolución de los problemas.

3

En los 18 años y dos meses transcurridos del siglo XXI
y en los 10 que ya pasaron
desde que Sachs escribiera su libro,
la cooperación entre países está muy lejos de convertirse en realidad;
por el contrario,
las guerras no han cesado, los tambores continúan su bulla, las invasiones no ceden y las sanciones económicas y comerciales no paran.
Quien haya seguido las noticias internacionales lo sabe;
quien tenga dudas todavía tiene la opción de leerlas en la red.
Las contradicciones al respecto, afloran en la casi totalidad de las reuniones celebradas por la ONU, la OEA y otros organismos multilaterales.
Son relevantes los casos de Irak, Irán, Siria, Libia y Venezuela.

Uno de los ejes de la guerra por los inventarios sigue siendo el petróleo. Para el año 2019,
según los autores de la Agencia Internacional de Energía, en noticia publicada en el Espectador (2018),
“el mercado requerirá unos 1,4 millones de barriles diarios extra para suplir las necesidades energéticas en todo el mundo”
Por supuesto que este incremento impactará de manera muy dura, no solo en el cambio climático, sino también en el calentamiento global, pues el dióxido de carbono, como señala Al Gore en su libro Nuestra elección (2010), figura conjuntamente con el carbón como la primera causa desencadenante de ambos fenómenos,
muy a pesar del incremento de energía solar,
liderada por China desde el 2015, según Sataka (2017), país que además, según Al Gore,
es el mayor fabricante de paneles solares del mundo (ob.cit.).

4

Por supuesto que la estabilización de la población es un objetivo ya inalcanzable, al menos por la vía natural, pues puede revertirse mediante una guerra de exterminio o por la ocurrencia de un fenómeno natural o procedente del Universo.
Es evidente además, que superar la pobreza cuando escasamente del 2015 nos separan 7 años, solo es viable a través de una fórmula mágica.

5

Sin duda, hoy más que nunca, la guerra por los inventarios sigue
apartando al hombre de los objetivos urgentes e importantes de quienes lideran el orden mundial.

En un abrir y cerrar de ojos, es muy probable que la sexta extinción esté más cera de lo que la ciencia ha establecido.

Hasta la próxima… Tenemos mucho que pensar, pero sobre todo que aportar.

REFERENCIAS

El espectador. (13 de junio 2018). La demanda de petróleo subirá en 2019 al mismo ritmo que en 2018. [Prensa en línea]. Disponible: https://www.elespectador.com/econo-
mia-/la-demanda-de-petroleo-subira-en-2019-al-mismo-ritmo-que-en-2018-articulo-7940. [Consulta;2019, Marzo 6][Consulta: 2019, Marzo 6].

Sataka. (17 de julio de 2017). Los 11 gráficos que demuestran que lo de la energía solar es imparable. [Documento en línea]. https://www.xataka.com/energia/los-11-grafi-
cos-que-demuestran-que-lo-de-la-energia-solar-es-imparable. [Consulta: 2019, Marzo 6]