¿QUÉ HACE UNA CHICA COMO TÚ EN UN SITIO COMO ESTE? LA ESPANTÁ DE Mª LUISA

Siempre fue bum-bum de mal asiento. Desde que con el compañero Saldaña libara las mieles del poder sin tener que dar un palo al agua, sintió que ella había nacido para esto. Esto de vivir de la política. ¿Del Magisterio? Hombre, por Dios, ¿qué dices?

Dicen que lloró amargamente – ella lo desmintió hasta la desgañitación – cuando la estrella del ex alcalde ayamontino se apagó, o la apagaron y, desde sus órganos de dirección le dijeron que su destino era su ¿pueblo querido? ¡Qué poco duran los trenes baratos!

Y aquí se vino. Puede que algún día nos cuente cómo y por qué dejó las arcas del pueblo como las ha dejado, a pesar de que tampoco sea nada ajeno a ello el pájaro que se esconde en la silla de la primera tenencia de alcalde, el señor Medero. Lo cierto es que, antes de volar, han dejado una deuda pendiente para varias generaciones. ¡Y gracias a Montoro, el ministro de la derechona, que les deja diferir el pago! Cuando salte la liebre de los impagos, volveremos a hablar del asunto.

Y llegó la espantá. A la primera que pudo, dio el salto. De la Diputación Provincial de Huelva a la Ejecutiva Nacional de PSOE, nada menos que como Secretaria de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. Que qué sabrá ella de estos temas. Hombre, que siempre se puede llevar, si le dejan, a su comandante liberado y gran gurú pesquero, el gran Paquito Faneca, nacido para desarrollar el campo, la capetá, lo rurá, la pesca y lo que haga falta, a ritmo de liberación ¿cuándo se habría visto este señor en otra de estas? y cheque mensual de unos cuantos miles de euros.

Así que las próximas elecciones van a ser moviditas. ¿Dejará el PSOE hecho unos zorros?¿Le importaba en realidad la realidad de su pueblo?¿Se hablará tanto de la basura de las calles, la reparación del puente, la carretera hasta El Empalme, las losetitas de los paseítos, las zonitas multicolores de las zonitas ORA, el carajal del funcionariado que deja atrás, aupado a sus trabajos por su mano, las subiditas del IBI y otros impuestos, la cesión del agua?

Eso será ya otro tema, porque ella estará en otro mundo. El mundo de la casta que viene, como nos vienen anunciando “A cambiar para cambiar España”. Con su flamante puesto número 20 le pagan los “tragos amargos” que ha sufrido una veterana política en la alcaldía de su pueblo, cuando ella estaba reservada a los más altos honores de la política de altura.

Con dos palmos de narices os ha dejado.

No descartamos que el señor Zamudio haga lo mismo, una vez que tiene muy bien amarrado su futuro pensionista por sus “logros” andalucistas. Veremos también a quién deja y si no se convierte el andalucismo tardío en otro carajal.

Hagan juego señores, ¿quién se atreve a ponerle el cascabel al carajal del Ayuntamiento de Isla Cristina?

¡Ah, pequeños saltamontes!¡Ahora veis el truco de estos dos monjes shaolines que, mientras os daban humo, regalaban el futuro de vuestro pueblo!

Burning: ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?