Que bomberos pasen a los ayuntamientos

  • Integrar las corporaciones a los gobiernos municipales
  • Esto para que ya no trabajen con tantas carencias
  • Atención eficiente a los llamados de emergencia
  • Equipo y capacitación constante

2 - 1 picore sociedades de ahorroMéxico, D.F.- “La sociedad mexicana estará siempre en deuda con los hombres y mujeres que arriesgan su integridad física al combatir incendios, y por ello es justo que reciban todo nuestro reconocimiento, pero también que se tomen acciones eficaces para asegurarles estabilidad laboral y mejores condiciones vida.”

Lo anterior fue pronunciado por el senador Carlos Mendoza Davis, para referir la motivación de la iniciativa de reforma al artículo 115 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, a fin de que los ayuntamientos de todo el país asuman la obligación de proporcionar el servicio público de bomberos.

Con ello, dijo el senador sudcaliforniano, se dará uniformidad a un tema que es abordado desde distintas perspectivas a nivel nacional y que mantiene a los cuerpos de bomberos en la mayoría de los casos en la incertidumbre laboral, pues no existe una obligación clara por parte de los municipios de ejercer dicha función.

“Al hacer que los municipios se encarguen de este importante servicio, estamos hablando, en primer término, que los bomberos serán considerados formalmente como servidores públicos para efectos de su sueldo y prestaciones, tales como servicios médicos y jubilaciones; asimismo, que los ayuntamientos deberán presupuestar lo necesario para garantizar la suficiencia y disponibilidad de la función de extinción de incendios y apoyo a la comunidad en situaciones de emergencia”.

En Baja California Sur, al igual que en el resto del país, relató Mendoza Davis, la situación de los bomberos es diversa. Algunos municipios han optado por comisionar personal de seguridad pública a los cuerpos voluntarios de bomberos, pero nada resuelve el problema de fondo sobre la estabilidad laboral de hombres y mujeres que merecen condiciones más dignas por el invaluable servicio que prestan, como quedó de manifiesto en los recientes incendios ocurridos en los municipios de Mulegé, Comondú e inclusive La Paz. Agregó que “mucho menos compensa a las familias de aquellos que han perdido la vida en el cumplimiento del deber y que no gozan de una pensión adecuada.”

El legislador concluyó diciendo que se trata de reconocer a quienes de manera desinteresada arriesgan la vida en su trabajo, de corregir inequidades, por lo que continuará promoviendo acciones que deriven en mejores condiciones de vida para todos los ciudadanos de Baja California Sur.