Recordando a nuestros ex’s con Marwan

Por: Mons Robles
Fotos: Girasol Triste

Justamente un año después de su rotundo sold out en el Lunario, el cantautor madrileño Marwan regresó a la Ciudad de México sólo que esta vez, fue El Plaza Condesa el recinto perfecto que escogió para darle a sus seguidores una noche llena de música y poesía.

Cinco minutos después de las 8 de la noche, un personaje vestido de negro, con cabello largo y rizado, portando un gorro y una guitarra; apareció en el escenario de la Condesa para decirnos: “Hola, yo soy Daniel y soy amigo de Marwan. Esta es mi primera vez en México y soy integrante de una banda que se llama NONNO, lo diré varias veces para que lo inserte en sus cerebelos“.

Tras estas palabras se escucharon unas risas, que le dieron paso al inicio de su breve participación. Cada que terminaba una canción, Daniel ocupaba unos minutos para hacer alguna broma o bien, invitarnos el próximo 17 de Febrero a un concierto que dará en el Foro OhAlá en Coyoacán.


Diez minutos después del breve show de Daniel, las luces del escenario se volvieron a prender para dejarnos ver a los cuatro músicos que acompañaron al madrileño en su presentación. Fue oficialmente a las 8:30, cuando por fin apareció Marwan en el escenario entre gritos y aplausos, y con una gran sonrisa en su rostro comenzó su velada al ritmo de “Cosas pendientes”.

Buenas noches, muchísimas gracias. ¡Qué maravilla el resto de gente! La había echado mucho de menos”. Con estas palabras, Marwan nos dio la bienvenida y sin perder tiempo,  presentó a cada integrante de su banda y expresó lo feliz que se sentía por estar nuevamente en México, donde inició su camino musical tocando en bares para 40 o 60 personas.

Os quiero escuchar cantar“, dijo Marwan antes de escuchar cantar a todo pulmón con “Te podría decir”, “Cómo hacer que vuelvas” y “Palabra por palabra”. El español nos advirtió que el concierto tendría una dinámica especial, que empezaría con canciones para el desamor, seguirían las de amor e iba a finalizar con canciones para los que habían fracasado alguna vez en el amor.  


Nos contó una historia de amor un tanto tóxico, dónde ella le prometía tantas cosas que regularmente no cumplía, aunque la parte positiva fue que escribió muchas canciones y que trató de llevarlo de la mejor manera. También el poeta nos dijo que odiar a una persona por un ‘tiempito’ es sano, pero que más tiempo no, dicho eso comenzó “Renglones torcidos”.  

Ya saben que en todos mis conciertos es hablar de mi ex… Ahora vamos a una canción que no habla de ella, pero no os preocupéis que la siguiente sí“. Dicho esto muchos se acordaron de sus ex’s al oír “La ecuación” y “Los restos de esta historia”.

Antes de estar con mi ex le hice dos canciones, cuando estuve con ella una y cuando terminamos ciento cincuenta… Esta que sigue es de cuando estuvimos bien, cuando yo le llevaba al Aeropuerto y me sentía como en una película de Hollywood donde se despiden en el aeropuerto. Sólo que aquí yo la dejaba a ella y yo me regresaba a casa, pero bueno así es como nace el cantautor“.Carita de tonto” fue esa canción de la que habló, misma que fue seguida por “Canción a mi padre“, que es un homenaje a su padre quien tuvo una vida un poco dura.

En la parte final del recital, Marwan subió al escenario a Edgar Oceransky para cantar con él “Animales” y “Últimamente”, algo que en definitiva arrancó los eufóricos de los asistentes. Tras esto, Edgar salió del escenario y entró Daniel para acompañar en los teclados a Marwan en “Ya te estoy imaginando” y “Puede ser que la conozcas”, una canción que habla de la ciudad natal del cantante.

Soy lo suficientemente feo que creo que sí triunfo es por mi talento y no por mí físico” , dijo en tono de broma el español que provocó los piropos de las mujeres y de alguno que otro caballero. Las siguientes seleccionadas en el set fueron “Mi paracaídas” “Necesito de un país” y “La vida cuesta”, donde al finalizar el público entonó el nombre de Marwan. “Sois increíbles por cantar así”, dijo el madrileño al terminar estas canciones.

Para finalizar esuchamos “Conviene saber”, “Las cosas que no puede resolver” y “Un día de estos”, Marwan se despidió del escenario con una sonrisa aún más grande que con la que entró.

Comments are closed.