Relación Empresa-Gobierno para el progreso económico

Según la empresa privada los problemas nacionales se pueden resumir en cuatro frases:

1.El país está en riesgo de entrar en recesión económica

2.La seguridad ciudadana se ha salido del control del gobierno

3.Hay menos empleo y más pobres

4.Los servicios públicos son cada vez más deficientes

url

Son claras las diferencias que la empresa privada ha tenido con el primer gobierno de el FMLN. Las relaciones con el ex presidente Mauricio Funes fueron de confrontación y acusaciones mutuas, lo que no es de beneficio para el progreso económico del país. La empresa privada es indispensable para el desarrollo y la creación de empleos, ya que cuenta con recursos y la infraestructura para ello. Por su parte el gobierno, como ente regulador, debe velar para el normal desarrollo de las actividades económicas.

ANEP apertura diálogo permanente con nuevo gobierno.

imagen.aspx_

Con la salida de Mauricio Funes, de la presidencia del país, el binomio, empresa-gobierno, se ha fortalecido en gran medida. Esto es muy importantes para la economía nacional, ya que. desde este dialogo se han proyectado medidas para estimular la economía nacional.

“Mi Gobierno está comprometido con el desarrollo y crecimiento de este pueblo”, señaló Sánchez Cerén, actual presidente de la república.

Destacando además que este encuentro con la empresa privada, era el inicio de la construcción del consenso que El Salvador necesita.

El presidente de la ANEP, Jorge Daboub, señala que más que el discurso político, se necesitan acciones concretas para permitir el crecimiento de la economía.

“Identificamos al menos 18 leyes que deben ser reformadas, 5 en proceso de elaboración y 6 nuevas leyes que deberían ser aprobadas para estimular las inversiones productivas que son las generadoras de mas empleo y progreso”, indicó Daboub.

Para lograr el desarrollo de El Salvador, todos los sectores deben poner de su parte. Si el país se ha convertido en una Quimera de dos cabezas, políticamente hablando, estas deben llegar a un consenso y tomar la misma dirección para el buen funcionamiento de el estado y el crecimiento de la economía, que nos beneficie a todos.