Reserva territorial que era proyectada para aeropuerto en Hidalgo podría ser destinada a la instalación de industrias informó el gobernador Francisco Olvera

Por José Antonio Naciff Roldán

Pachuca, Hgo., Julio 23.-Más de mil 200 hectáreas de reserva territorial que el gobierno del Estado de Hidalgo destinó para construir un nuevo aeropuerto, podrían ser utilizadas para establecer una planta armadora de vehículos o un parque de diversiones estilo norteamericano.

Así lo dio a conocer el gobernador de la entidad –Francisco Olvera Ruiz- tras la inauguración de una nueva planta de la empresa española Vicrila que con inversión de 45 millones de dólares generó 350 empleos directos.

En el evento estuvo acompañado del presidente del grupo de capital español, Luis Manuel Fernández Herrero y del alcalde del municipio de Mineral de la Reforma, Filiberto Hernández en cuya localidad se asentó el proyecto.

Cuestionado sobre el aeropuerto que la administración federal le quedó a deber a esta entidad, Olvera Ruiz sostuvo que no se queda a deber porque nunca lo prometieron. “Fue un proyecto, una propuesta histórica del estado de Hidalgo”, agregó.

“Yo confío que a la falta del aeropuerto va a haber, como lo ha prometido el Presidente de la República, va a haber inversiones importantes en cuanto a infraestructura se refiere para mejorar la infraestructura local precisamente para ser capaces de captar muchas más industrias”.

¿Pero era un compromiso presidencial firmado ante notario con el Estado de Hidalgo. Esto no desacredita la palabra del Presidente? Se le interrogó.

“No porque vamos a contar con un nuevo aeropuerto muy cerca del Estado de Hidalgo. El nuevo aeropuerto de Texcoco va a quedar a 40 a 50 minutos de toda la parte sur y con esto la necesidad de todo el pasaje local queda resuelto”, argumentó el funcionario.

Aclaró que los hidalguenses veían una nueva terminal aeroportuaria como un modelo de carácter civil y no comercial con lo que –dijo- no se alcanzarían niveles de desarrollo.

Olvera Ruiz resaltó que en la reserva territorial que el gobierno hidalguense dejó al sur del Estado para erigir este proyecto, existen alternativas de inversión pero que falta la infraestructura de cabecera como son drenajes, agua  potable y expansión del servicio de fluido eléctrico.

Dijo que la obligación del gobierno estatal es empujar nuevos proyectos, por lo que con apoyo de la Secretaría de economía del Gobierno federal se analizan tipos de inversión como podrían ser una planta armadora de automóviles o bien un parque de diversión tipo Disney.

Acerca de la apertura de la planta industrial de Vicrila el mandatario hidalguense resaltó que se suma a la cadena de esfuerzos que se hacen desde la Secretaría de Economía del Gobierno del Estado, a cargo de Pablo Mauuad Pontón.

“Lo que los inversionistas ven en nosotros es nuestra posición geográfica. Está muy cerca de la Zona Metropolitana del Valle de México y a esto le agregamos la conectividad con el Arco Norte, las vías de ferrocarril que dan salida al Golfo de México y al Océano Pacífico que también confluyen hacia la frontera con Estados Unidos”.

Finalmente y de la reunión que sostuvieron comerciantes del centro histórico de Pachuca en la fundación Arturo Herrera Cabañas, para acordar que no circule el sistema de transporte colectivo Tuzobús por esa zona de la ciudad pues argumentan que han tenido muchas pérdidas económicas afirmó:

“Creo que les falta información. Está claro que quienes dirigen la Fundación Arturo Herrera Cabañas tienen una intención de llamar la atención. Nosotros hemos estado en contacto con los auténticos comerciantes de Pachuca, para explicarles las ventajas que tiene que un sistema como este entre al centro”.

Dijo que así se mejora la distribución y se evitan conflictos que generan una gran cantidad de combis y microbuses que hoy hacen base en puntos céntricos de la capital de Hidalgo.