SUNFLOWER, MIL KILÓMETROS DE RIMMEL Y DE EMOCIONES.

10170779_10152038947301573_1499493234154965015_n

111111111111111

El coqueto teatro Prosperidad, abrió sus puertas con puntualidad, los amigos, los conocidos, los espectadores, el equipo, todo preparado para recibir encima del escenario, a Sunflower, una artista, que con su arte nos hace olvidar las penas, los malos momentos, los avatares diarios. Sun, es como aquella gota de oxigeno que es necesaria en los momentos más complicados. Sun es como la dulce flor de los almendros en primavera, que siempre llega en su momento, pone su esplendor, perfuma el ambiente y desaparece al poco tiempo, para volver a reencontrarse con su gente en el momento menos esperado.

La delicadeza de SUN, su buen hacer, la cordialidad y el cariño por su gente, son algunos de los alegatos que le adornan, una persona que ha sabido ir superando etapas y adaptándose al momento, con grandes sacrificios. Un enorme corazón, donde cabe todo el mundo que desde el respeto, llama a su puerta y un ejemplo de dignidad y coraje.

De la gala de anoche, no me quiero quedar con el personaje, quiero quedarme con la persona, esa para quien poco a poco y ya desde hace tiempo, se ha ido labrando un huequecito en mi corazón, hoy comparto mi cariño y mi respeto contigo, tú te lo has ganado sin apenas darte cuenta.

Hablar de Sun, no es fácil, son muchas sus facetas, su dedicación y por supuesto su amor por el arte que lo hace que sea; si cabe, aún más grande.

Esta crónica, hoy está dedicada a ti, es un paréntesis en la tarea diaria, en el devenir del tiempo, entre la zozobra del día a día, es como decía antes, esa burbuja necesaria para que todo pueda tener sentido, ya que las prisa a veces nos hacen olvidarnos de los más allegados, de las personas que nos necesitan, de los amigos, de los…

Sun siempre está ahí, asomarte a su ventana, te llena de positividad y de optimismo y es por eso que yo desde que nos conocimos; ya hace algún tiempo, siempre he pensado que personas así, son las necesarias para hacer cambiar algunas mentes, llenas de egoísmos, banalidades  y falsas ambiciones.

Sun, es un ejemplo de saber estar, de condición humana y de valentía. Anoche, nos hizo sentir, lo que hoy en el espectáculo falta en muchas ocasiones, puso por encima de otras cosas, el valor de la honestidad, se desnudó en cuerpo y alma para un público que aunque sabíamos que no nos decepcionaría, no teníamos ni idea, de lo que Sun hoy, nos iba a proponer.

La verdad que su apuesta arriesgada, valiente, entrañable, emotiva, delicada… encogió el estómago; seguro estoy, de todos los que en la sala estábamos, una puesta en escena sencilla pero a la vez llena de todo su lujo personal. Esa es Sun, una persona generosa, complaciente y de alto voltaje.

Se hizo acompañar, de unas grandes voces, que nos supieron dejar sin aliento en ese preciso instante, Aurora Salinero, Kike Navas y Aurora Guirado; acompañada de su guitarra, que pusieron un broche de oro al espectáculo, arropando con su calor el trascurrir de la obra. A todos, mil gracias por vuestro arte y profesionalidad, un ramillete de colores que ya hubiese querido el mejor de los pintores, tener entre sus manos en momentos de gran inspiración.

Hacía tiempo que una obra, no hacia aflorar en mí, propios sentimientos tan profundos, reflejados en algunos de sus instantes, me hizo revivir las luces y las sombras de partes de mi vida y de mi forma de sentir.

Ahora, ya estoy impaciente y así lo viviré, hasta que en el mes de Julio, las “REINAS DE LA PRIMAVERA” se suban a esas tablas del teatro Prosperidad, un teatro exclusivo, coqueto como dije antes, nacido del esfuerzo de años de trabajo y nos traigan, a buen seguro, otro pasaje que nos hará y de ello estoy convencido, volver a revivir un cúmulo de sensaciones que no podremos olvidar.

Con todo mi afecto, admiración y cariño, Sun, para ti y los compañeros, Un fuerte abrazo y el más cálido de los besos.

10271479_10203480684834947_59749156114456795_n