Twitter prepara la cartera

soundcloud-icon

Twitter estaría considerando la compra de SoundCloud, empresa que permite a sus usuarios subir y compartir sus archivos de música. SoundCloud es una gran plataforma para músicos aspirantes, músicos establecidos y músicos de hobby que quieren publicar y promover sus propios remixes y compartirlos con el mundo.

Hasta octubre de 2013, SoundCloud tenía 250 millones de usuarios al mes. A principios de este año, SounCloud fue valuado en $700 millones de dólares, después de una ronda de financiamiento .

No es muy claro el propósito de la adquisición, sin embargo como bien dice Peter Kafka de Re/Code, ambas compañías podrían salir beneficiadas en cuestión de publicidad. Casi la mayoría del contenido de SoundCloud es compartido vía Twitter, de hecho los usuarios de SoundCloud comparten vía Twitter más que en cualquier otro servicio de música.

El número de usuarios reportados por SoundCloud, es el mismo número de Twitter. Si tomamos como ejemplo la compra de Instagram por parte de Facebook, el trato le daría a Twitter oportunidad de expandir su alcance y no depender de su principal servicio. Durante la última conferencia por parte de los ejecutivos de Twitter, quedó muy claro que no mucha gente usa Twitter de manera muy frecuente. Este ha sido un problema muy serio desde que Twitter se convirtió en una compañía pública, por lo que sus inversionistas están muy preocupados, lo que repercute en el precio de la acción de Twitter. Es bien sabido el potencial de la plataforma de los 140 caracteres para hacer negocio vía anuncios, pero eso no calma las inquietudes de sus inversionistas. Aquí la importancia de la compra, ya que de concretarse se presentaría un verdadera oportunidad para hacer más viable y rentable vender publicidad por medio de la plataforma.

Recordemos que este no será el primer intento de Twitter en entrar al negocio de la música, ni de querer aumentar su base de usuarios por este medio. El año pasado la compañía lanzó su aplicación de Twitter Music, que fue un gran fracaso y se vio obligada a descontinuarla en marzo de este año.