Un alcalde zaragozano lanza un bando para buscar a una vecina descuartizada

Multitud de pueblos españoles todavía conservan los históricos pregoneros, aunque modernizados. Es habitual que, en vez de ir recorriendo las calles tocando la antigua cornetilla y leer el bando de rigor, ahora lo que abunde sean las megafonías para, desde la Casa Consistorial, leer el bando y ahorrarse la caminata. Así se lanzan avisos de interés para el vecindario, cuestiones del día a día del pueblo. Lo anormal es que por la megafonía, de lo que se dé cuenta, es de un crimen sin resolver. Pero eso justo es lo que se ha escuchado estos días por la megafonía de Ricla, una localidad de la zara…





//