Un amplio abanico de personalidades le pide a Obama nuevos gestos con Cuba

Más de 40 ex altos cargos demócratas y republicanos, militares, empresarios y analistas firman una carta en la que le instan a aprobar unilateralmente más medidas flexibilizadoras

Crecen con fuerza las voces que le piden a Barack Obama que atenúe el ¨embargo¨ impuesto a Cuba desde hace más de 50 años. En una insólita muestra de consenso, una cuarentena de exaltos cargos políticos y militares en administraciones demócratas y republicanas, destacados empresarios y analistas firman una carta, difundida este lunes, en la que piden al presidente de Estados Unidos que apruebe unilateralmente nuevas medidas de apoyo a los emprendedores y la sociedad civil en la isla.

Las peticiones -que versan desde mayor flexibilización en los viajes de estadounidenses al país caribeño y en el envío de remesas hasta un mayor impulso a las relaciones empresariales- son muy similares a las que han ido efectuando en el último año varias organizaciones de cubano-estadounidenses, pero la novedad en este caso radica en que lo reclaman voces muy autorizadas -algunas con responsabilidad reciente en el Gobierno de Obama- con una amplia experiencia y conocimiento de la relación entre EE UU, Cuba y el resto de Latinoamérica.

Uno de los firmantes es Jeffrey Davidow, que fue secretario de Estado adjunto de Asuntos del Hemisferio Occidental entre 1996 y 1998, durante la presidencia del demócrata Bill Clinton, más adelante fue embajador en Venezuela y México, y en 2009 fue asesor del demócrata Obama en la cumbre de las Américas, en la que el presidente anunció una serie de medidas de apertura con Cuba. “Es una carta importante porque tiene un nuevo enfoque. Durante muchos años la mayor parte del debate en EE UU ha sido entre quiénes querían continuar o acabar con el embargo. Eso se ha convertido en un argumento estéril porque a corto plazo no va a haber ningún cambio del embargo porque necesitaría de la aprobación del Congreso”, afirma Davidow por teléfono.

Entre los firmantes hay ex integrantes de las administraciones de Obama, Bush hijo, Clinton y Bush padre

En cambio, la carta, prosigue, huye del “debate ideológico” y le pide a Obama “acciones específicas” que puede aprobar mediante órdenes ejecutivas, esquivando al Congreso, y que ampliarían las ya impulsadas en 2009. Ese año, a los pocos meses de llegar a la Casa Blanca, el presidente favoreció la flexibilización de las remesas, los viajes familiares y la ampliación de las opciones de visitar la isla para los ciudadanos de EE UU.