Un día como hoy

INES VANESA ESTHER ROSARIO JUSTICIA

Inés Vanesa Esther Rosario Justicia

Por Thomas Jimmy Rosario Martínez DVPR

Todos los años, desde 1977. celebro el 25 de julio. Pero no por motivos políticos, sino porque mi segunda hija nació este día. A aquella bebesita que el el pediatra Dr. Cintrón nos recomendó que le pusiéramos el nombre de ELA o ELLA, terminamos llamándola Inés Vanesa Ester Rosario Justicia, un triple nombre para complacer a todos los que dieron sugerencias. Al único que no complacimos fue al médico popular.

Nací en el mismo año que se oficializó el Estado Libre Asociado, 1952. A diferencia de muchos de mis amigos, que eso era una religión, en casa vacilábamos “al Estado Libre Agobiado” y repetíamos un verso que ahora no recuerdo sobre el bigote de Muñoz Marín, que para muchos era como ofender a Dios.

De niño recuerdo que el 25 de julio se levantaba un templete. Para los que no tienen la imágen, esto era una estructura de madera, zinc y palmas que los carpinteros preparaban en aproximadamente  una semana para dedicar par de horas a dar discursos. En esto no había nada  extraordinario viéndolo desde el punto de vista actual. Esa inversión de dinero se hacía entonces en un pueblo donde el deporte y el cine era prácticamente la única manera de recreación que había. Estas actividades eran pues, concurridas. Y a los populares los comprometían con su asistencia. Con el tiempo fue mermando hasta que hoy día la gente prefiere la brisa y el calor de la Playa que el calor sin brisa del casco del pueblo, donde antes se celebraba y les importa un bledo lo que se conmemora. Templete viene de templo, pero en mi pueblo se fue perdiendo la fe en el Estado Libre Asociado con el pasar del tiempo. De hecho, la estadidad ganó en el último referendum entre las opciones votadas por los vegabajeños.

Tradicionalmente, mi hija también celebra su cumpleaños. A pesar de que ya es una jóven mujer madura de tres para cuatro décadas con dos niños y un esposo excepcional, vive en Virginia y trabaja en Washington DC. Escribe más sobre los errores de Obama y de su defensa del derecho a tener armas de fuego que de cualquier otra cosa, aunque está pendiente de lo que hacen Alejandro y Marcos y no se ha desconectado para nada de los chismes y errores de los políticos y los escándalos de los artistas.

Inés se siente felíz de haber nacido en este día, contrario a muchos puertorriqueños que el día de hoy, les sabe a los purgantes que antes daban para sacar los parásitos a los niños.

En la distancia física que nos separa,  recuerdo el grato momento de su nacimiento.