Un dueño prudente, que analizará al detalle el futuro de Sir Winsalot

Siguen los elogios sobre la exhibición del tordillo en el Gran Premio 25 de Mayo (G1) y la incógnita de estas semanas pasará en saber si su propietario aceptará la invitación para ocupar una gatera en el Breeders´ Cup Turf de Estados Unidos. “Habrá que hablarlo con tranquilidad y discutirlo”, anticipó.

  • Una merecida caricia por parte de su dueño a Sir Winsalot. Fotos DupratPhoto
La tercera vez puede ser la vencida. Desde que, en la temporada 2012, el Hipódromo de San Isidro decidió que la prueba de 2400 metros, que lleva el nombre de la fecha patria, sea clasificatoria para uno de los eventos hípicos más importantes del mundo, sus otros dos ganadores no pudieron competir. Las razones de la deserción fueron casi similares. Tanto Al Qasr, que era americano pero defendía al turf peruano, como Ordak Dan- que venció en la edición 2013- habían viajado a Norteamérica, pero el destino no quiso que sean parte de la cita internacional. Al primero le agarró un cólico durante el periodo de cuarentena, mientras que el caballo argentino sufrió una inflamación en su mano izquierda.
Hay que cortar esa mala racha. De eso no hay dudas y Sir Winsalot tiene argumentos para hacerlo. Tiene 3 años y esa juventud, más su sanidad son factores que ayudarían tanto en el traslado como la adaptación. Sólo queda que su entorno lo defina. Eduardo Stambuk es su titular y, a minutos de semejante conquista, se mostró cauto sobre dar a conocer una decisión. Algo por demás correcto y dijo: “Habrá que hablarlo con tranquilidad y discutirlo. Es un poco temprano para definir si se acepta o no la invitación a Estados Unidos. Estoy feliz por este triunfo, y por el momento, pienso en disfrutarlo al máximo”.

Con sólo siete salidas a las pistas, Sir Winsalot que suma 5 éxitos ya tiene un trofeo en la máxima escala y otro segundo puesto en ese mismo nivel. Una estadística poco común entre los dominadores de la larga distancia. Stambuk sabía el material que tenía en su stud, antes de que llegue el debut de este nuevo crack y esa serenidad estaba ligada a la opinión de sus profesionales. “Tanto su entrenador como su jockey a Sir Winsalot ya lo consideraban diferente desde potrillo y está demostrando lo que ellos decían”.

El primer contacto que el titular del stud Mirko tuvo con este caballo lo recuerda a la perfección y lo da a conocer. “A José Luis Palacios le gusta mucho el padrillo Lasting Approval. Una mañana fuimos al Haras y la compra se acordó en forma directa con César Pasarotti, su criador”. Tal vez ese pacto realizado en la cabaña puede ser el inicio de un acontecimiento histórico para el turf argentino. No hay nada descartada, sólo es cuestión de esperar.(Fuente: Pura Hípica Turf/ Nicolas Alcalde)