Un nuevo nombre para la plaza

En nuestro barrio existen dos plazas: la plaza de las Comunicaciones, en Parque del Oeste y la plaza “Juan Bautista Porcar” (conocida comúnmente como la plaza de las Pinturas).

Hace unos meses la asociación solicitó unas placas con el nombre de la plaza ya que no existían. Esta petición ha puesto de manifiesto un hecho bastante sorprendente:

La plaza no tiene nombre de forma oficial.

A pesar de que lleva construida desde los años 80 no consta con ningún nombre en el registro de calles y plazas del Ayuntamiento. Tampoco se puede nombrar con el nombre de “Juan Bautista Porcar” ya que en el Grao ya existe una plaza con ese nombre.

Desde la asociación vamos a proponer un nombre para la plaza y queremos que los vecinos del barrio participen, queremos recibir vuestras propuestas para finalmente proponer un nombre al Ayuntamiento.

Si tenéis alguna propuesta podéis dejarla en la caja de comentarios de más abajo, en nuestro Facebook o por correo.

Aprovechamos la ocasión para hacer un poco de historia:

Los terrenos de esta plaza fueron la vivienda del pintor Juan Bautista Porcar Ripollés (Castellón 1889-1974). El maset de Victorino estaba enla calle de Lepanto, formando esquina con la de la República Argentina y ocupando casi media calle de esta última. Juan Bautista Porcar se casó con Carmen Aparici, hija de Victorino y se pusieron a vivir en el maset que el propio Porcar lo definió como: “Ningún palacio debe existir en la tierra que supere en belleza a las cuatro paredes del huerto de Victorino”.

Huerto Vitorino - 1970's.jpg

Anteriormente en este lugar pasó la juventud el aviador Galarza y también fue fábrica de calcetines. En la finca había unas balsas llenas de agua donde iban a nadar, pagando quince céntimos, los que serían posteriormente alcalde de la ciudad José Ferrer Forns y ministro Ramón Serrano Súñer, condiscípulos de Manolo, el hijo de Victorino.

En 1935, estuvo pasando un mes en el maset, el arqueólogo Henry Breuil, que cayó enfermo durante los estudios de la cueva de la Gasulla y fue allí a reponerse, invitado por Porcar. Desde 1940 a 1960 se estableció el laboratorio y la comisaría de excavaciones arqueológicas, siendo el maset el centro de reunión internacional para estudiar las pinturas rupestres del Alto Maestrazgo y de Morella.

Porcar murió el 3 de octubre de 1974 y mientras estuvo ocupando la casa, el Ayuntamiento no hizo ningún intento de apertura de la calle de la República Argentina, pero el 29 de abril de 1976 el pleno del Ayuntamiento aprueba el proyecto de pavimentado del tramo de la calle de la República Argentina. No se aprobará la contratación del proyecto hasta el pleno del 22 de enero de 1979 y en el cual se incluye la expropiación del maset por 1.403.461 pesetas.

A principio de los años ochenta se derribó y con posterioridad se construyó la actual plaza del Pintor Porcar.

Castelló al mes – nº 37 – Marzo 2014

Comments are closed.