Votar nulo o blanco, la candidatura única de los que estamos hartos

Hoy, dicen ellos, la Casta, estos gualtrapas, que es un día de reflexión; se olvidan que llevamos varios años desde las últimas elecciones reflexionando y desesperados por sus promesas y mentiras con la connivencia del resto de partidos; pero si en algo puedo contribuir a desmontar toda esta pantomima seguiré escribiendo hasta el último minuto antes de que tú y yo vayamos a las urnas pues solo pretendo una cosa: acabar con esa mafia organizada y porque quiero a mí país, sobre todo eso, porque quiero, adoro y me siento orgulloso de mi país. Y por eso, y no por otra cosa, deseo que triunfe el voto blanco o nulo o que, al menos, sea representativo y algo pueda cambiar.

¿Por qué el voto nulo o blanco? No niego que hay partidos (aunque sigo echando de menos que no exijan responsabilidades penales por las muertes por los desahucios, ni civiles por el despilfarro en obras faraónicas que se están pudriendo) que tienen un buen programa o que al menos puedes coincidir más o menos con ellos; pero esto, en el fondo, es lo que interesa a esta gentuza, que haya más partidos en las elecciones porque así el voto se dispersa, se disgrega, se disemina, y que se cumpla ese dicho de divide y vencerás

Si votas alguno de esos partidos minoritarios, que pueden tener muy buena intención, no lo dudo, es aceptar en primer lugar este sistema con esa Casta de vividores y, segundo, que al votarlos, no van a conseguir la mayoría porque no tienen la movilización de los grandes partidos ni el número de afiliados que van a ir a las urnas, con lo que ganarán los mismos y seguirán utilizando su fuerza como un rodillo.

El voto blanco o nulo, siembargo, si lo utilizamos como si fuera una candidatura, representa a todos los que por diversos motivos estamos cansado de esta calaña. Imagina que por ejemplo hay 5 millones de votos blancos o nulos ¿qué pasaría?

Pues lo que ocurriría sería que cientos de colectivos, grupos sociales y la ciudadanía en general se echaría a la calle para pedir nuevos comicios, pediría la nulidad por no ser representativos de nada, y entonces, todos los partidos, incluidos los grandes, harían una limpieza total de en sus filas, de corruptos o de los que el ciudadano sospecha y ellos saben que están en asuntos turbios, porque sabrían que en esas nuevas elecciones podrían ser no votados, pero ya se conseguiría algo… eliminar a muchos caraduras.

Si el voto nulo o blanco es utilizado como una sola candidatura, los partidos harían limpieza en sus filas, es muy probable que hubiera ya de una vez listas abiertas, con gente nueva que quiere y desea servir a este país, y que algo de una vez por todas cambie. Todo lo que no se intenta es imposible.

Otros artículos relacionados

España no merece esta clase política. Vota nulo

¿De verdad que alguien va a votar a esta banda de golfos?