¿Está dispuesto el estado español a tratar a Catalunya como merecen sus ciudadanos?

¡No!. Así lo declara su ministro de Hacienda: “no reiventaremos el estado para calmar a los independ