¿Podemos?

Las Europeas del pasado 25 de Mayo se han cobrado varias víctimas políticas del modelo clásico bipartidista y han abierto el arco a otras alternativas, unas minusvaloradas hasta ahora y otras emergentes. PODEMOS ha asaltado el bastión, queda desentrañar si para quedarse o solo como aves de paso, y si el mediático Pablo Iglesias será más un líder o un showman de TV.

Pablo Iglesias, líder del movimiento Podemos, da una imagen de político de nueva era, alternativo.

Pablo Iglesias 2


PODEMOS es la viva expresión de la indignación, de la frustración, de la rabia social con una política de ajustes y recortes, no en vano ha nacido al calor de colectivos sociales, movimientos asamblearios y especialmente del 15M y al igual que pasó entonces, los grandes partidos no intuyeron su impacto ni sus repercusiones. Por de pronto esta fuerza cuenta con 1.246.000 votos, que le reportan 5 diputados, hasta convertirla en la 4ª más votada de España en las Europeas y es la tercera fuerza en Madrid, Asturias, Aragón, Baleares y Cantabria.

Rajoy-asustado                             PUESTA EN ESCENA DEL 29S

Sólo desde la obsolescencia del bipartidismo, desde la decadencia de dos partidos marmóreos, anquilosados y desgastados que evolucionan con los cambios de siglo, se puede entender la irrupción de un movimiento como PODEMOS. De hecho se muestran como un partido de nuevo tipo, con agrupaciones “sin consenso ideológico pleno” y fusionadas tan solo por el objetivo de “recuperar una democracia secuestrada”, como señala Íñigo Errejón, su joven director de campaña y doctor en Ciencia Política por la Universidad Complutense de Madrid.

´Politico2

Ha crecido en apenas tres meses y carece de órganos de dirección y de afiliados, pues no hubo tiempo para constituir una estructura interna desde su irrenunciable espíritu asambleario de participación abierta. Cabe el riesgo, al igual que pasa con todo lo que crece muy deprisa, sea cual fuere el germen de ese crecimiento, de que caiga también deprisa y muera de éxito. Pero eso dependerá de la templanza de sus mandos, de su política de fusiones y/o coaliciones y de la consolidación de un discurso que en 2011 no fraguó en partido, hasta ahora que lo ha hecho.

Según Errejón “en España teníamos de un lado a la casta política y del otro a la ciudadanía. Había una muy tímida expresión política del descontento…La campaña tenía que tener un pie en el sentido común y otro en las posibilidades de cambio. Diseñamos una campaña audaz”, hasta el punto de haberse autofinanciado la campaña con aportaciones voluntarias. Para Juan Carlos Monedero también profesor de CCPP e ideólogo del movimiento, “queremos que sea la llave para la construcción de un frente amplio como el de Uruguay, un punto de encuentro entre partidos y movimientos sociales que nos permita reinventar la democracia y crear un proceso constituyente. Así fue en Bolivia, Venezuela y Ecuador”.

Iglesias ¿líder populista?

Una de las voces más autorizadas de la Ciencia Política española es la del catedrático Antonio Elorza Antonio Elorza que el pasado 27 de mayo apuntaba en un artículo en “El Correo”, titulado «Pablo Iglesias, videocracia y populismo», que “siempre a partir de la videocracia –Iglesias- ha conseguido forjar la imagen de líder de una izquierda renovadora”, mostrando su “condición de izquierda intransigente frente a una derecha reaccionaria” y añadiendo que “maneja con soltura la falsa evidencia, el sarcasmo y las técnicas de márketing para captar adherentes entre los insatisfechos del sistema. Es un hábil líder populista” que, gracias a “explosiones de demagogia…sobre el golpismo de Prisa, la muerte de Payá…”, ha pasado “de ‘contrapoder’ a Podemos”.

PODEMOS es la viva expresión de la indignación, de la frustración, de la rabia social con una política de ajustes y recortes, no en vano ha nacido al calor de colectivos sociales, movimientos asamblearios y especialmente del 15M y al igual que pasó entonces, los grandes partidos no intuyeron su impacto ni sus repercusiones. Por de pronto esta fuerza cuenta con 1.246.000 votos, que le reportan 5 diputados, hasta convertirla en la 4ª más votada de España en las Europeas y es la tercera fuerza en Madrid, Asturias, Aragón, Baleares y Cantabria.

Crisis

Pero sin duda ha sido el líder de la formación, Pablo Iglesias, también profesor de Ciencias Políticas, quien ha marcado el paso desde sus apariciones en debates televisivos tanto en La Sexta como en la local TeleK, dentro del programa “La Tuerka”. Expertos en televisión consultados señalan que la fama y/o el prestigio que nace en televisión es efímera, pues sus raíces no son todos los sólidas que requiere el puesto. Por eso se produce el ocaso tan acelerado en las estrellas televisivas, cuyo brillo está directamente relacionado con la cobertura que se le ofrece al personaje y por los impactos del mismo sobre la audiencia, perfectamente tasados para el estudio de la influencia publicitaria.

No se sabe el porque, realmente, Canales de Televisión como CUATRO y la SEXTA, han apostado por esto,  dándole  una cobertura sin precedentes.

Juan Carlos Monedero, monedero ideólogo de PODEMOS, leyendo un libro sobre el movimiento Indignados. Tampoco ha sido manco el analista Político de La Vanguardia, Enric Juliana, que en el artículo titulado “Zizek entra en escena”, le ha calificado como “intelectual marxista que ha saltado de los libros al plasma, infiltrándose en las tertulias más gritonas con la astucia de un bolchevique del soviet de Petrogrado…Podemos es leninismo digital. Mediática de combate. Las papeletas del movimiento llevaban estampadas la imagen de Pablo Iglesias”, concluyendo que los votos a este movimiento “han dejado perplejo al PSOE y han dado una alegría al Partido Popular”, sin duda el gran beneficiado de la incursión del partido engendrado a partir del movimiento 15M.

Desde luego si algo ha generado PODEMOS han sido dos reacciones viscerales a derecha e izquierda. El casi invisible Pedro Arriola Pedro Arriola, sociólogo de cabecera de Rajoy, niega la muerte del bipartidismo y descalifica el movimiento encabezado por Iglesias como “partido de frikis sin recorrido político”. Mayor preocupación evidencia el presunto estratega de la campaña europea del PP, Carlos Floriano, que ha mostrado su temor ante el auge de lo que llama “la gente de extrema izquierda”, que son “los que un día asaltan el Congreso”, y “nos rodea por las calles”, en alusión a los escraches. Al menos sí reconoció que “nuestro voto se ha quedado en gran parte en casa”, como explicación de la fuerte caída de votos populares.

Elena Valenciano

Respecto a la reacción de la Izquierda, en el PSOE han tocado a arrebato, y las dimisiones de los secretarios generales de Ferraz, Euskadi y Cataluña, no se han hecho esperar, disparando toda clase de especulaciones sobre su futuro, pero que ya abordó ayer magistralmente nuestro compañero Marcial Vázquez en El Diario Fénix. Respecto a IU, cabe imaginar que quienes le denostaron y rechazaron en su día como compañero de viaje, y ahora celebran su consolidación como propuesta política de izquierda, le ofrezcan ahora acomodo como figura emergente a la vera del líder comunista. Veremos por cuánto tiempo, en qué condiciones y si no terminará por resultar absorbido como mera corriente pasajera.

Podemos ¿respuesta a la resignación?

Indignados

La España indignada ha vuelto, no se consumió en su propio caldo, como deseaban las principales fuerzas políticas. Esa España ahora grita un “no a la resignación, sí a la regeneración”; “no a la ignominia del electorado, sí a la participación”. Las principales  propuestas programáticas de PODEMOS pasan por una renta básica general y fiscalidad más justa; auditoría ciudadana de la deuda y banca al servicio del ciudadano; castigo al fraude y fin de los paraísos fiscales; derecho a decidir sobre el propio cuerpo, a la vivienda digna y a la libertad de expresión y manifestación; plan de choque contra la desigualdad entre hombres y mujeres; y derogación del Plan Bolonia y del Tratado de Lisboa, entre otros fundamentos.

Podemos surgió al calor del movimiento asambleario del 15M. Son muchos los que ven en estos principios, modelos utópicos, políticas irrealizables. Catedráticos de economía consultados reseñan que “más allá del populismo”, estiman que la economía no debe ser el fuerte de este movimiento porque “cómo se pueden decir y proponer ciertas barbaridades en materia financiera. Si éstas se llevaran a cabo, la crisis que padecemos desde hace seis años sería una auténtica broma. Lo peor es que haya gente que les haya votado y se hayan formado con el dinero de todos los contribuyentes”.  Deficit

A la vista está que este sentir, cuyo origen reside en el movimiento de los indignados del 15M, no ha sido captado por las firmas demoscópicas, que justifican su error por no reflejarlo en sus estudios sobre intención de voto con la excusa de ser “una decisión de última hora”… ¡como si el voto se improvisara, pobres! Esperemos que en el futuro introduzcan variantes correctoras.

Lo que ya parece demencial es la extrapolación de los resultados de unas europeas, que por regla general nunca antes han recabado el interés de la ciudadanía, hacia otras convocatorias de índole más local y regional, por mor de ser las siguientes citas. La Sociología no es una ciencia de las llamadas exactas, pero ha demostrado comportamientos muy diferenciados según el ámbito de actuación, de ahí que toda interpretación a vuela pluma, como muchas de las que se han realizado desde el pasado domingo 25, valgan tanto como la tinta desgastada en su edición.Voto

Este ha sido un voto de castigo, de advertencia, una pataleta adulta y una patada en el trasero de los dos grandes partidos que parecen no percibir aún la llamada de atención. PODEMOS puede no ser flor de un día si nadie reacciona, no solo los dos grandes, también si no crecen alternativas como IU, UPyD, CILUS y/o los partidos animalistas y ecologistas ¡Queda tiempo para la regeneración, hace falta más democracia y menos oportunismos populistas, ya sean de izquierdas o de derechas! En un año sabremos si esta formación se integra en nuestro sino o solo pasa por él.