A tragarnos la píldora amarga..

Y esta vez no van a ser unos hilillos de plastilina, ni una tarjeta del Grupo Mondragón dentro de una Renault Kangoo, sino intentar vendernos los eventos del próximo jueves. Que el hecho de no repetir la pomposidad de la coronación del año 1975, ni las coronaciones que ha habido recientemente en Bélgica o Holanda, son por que España es una monarquía moderna, del siglo XXI, de las que las otras monarquías tienen que reflejarse para adaptarse a los nuevos tiempos. Y no por que tienen que pasar esto ahora, de puntitas y de la forma más discreta posible, por que si no les va a caer encima un mayor puro del que les está cayendo. Tic, tac, tic, tac,….