ABCdario

Por Víctor Octavio García

“Entre Notarios te veas”

  • Fedatarios a modo

11111 carlos lira notarioEl viernes 23 de mayo de 2014, –de acuerdo a la A.P. LPZ/322/AMP # 3/2014– fueron denunciados formalmente ante la Procuraduría General de Justicia del Estado, un par de Notarios Públicos (ampliamente conocidos en esta ciudad, por su destreza y arrojo) por la compra y venta de un bien inmueble (casa) en medio de graves irregularidades. Una simple operación de compra y venta escriturada con datos falsos, escrituras encimadas y poderes inexistentes, en medio de una operación (pago) sin mínima transparencia fiscal, mueven a la sospecha de que hay gato encerrado.

Se trata de la “escrituración” de la casa donde tiene su domicilio social la Notaría Pública No. 27, cuyo titular es Carlos Enrique Lira Padilla, a quien le fue “adjudicada” la propiedad a través de subterfugios o argucias legaloides por otro Notario Público; Oscar Amador Encinas. La historia es larga, así que resumiremos los entretelones más significativos e importantes de esta operación de compra y venta que una vez expone a los Fedatarios ante la picota y el escrutinio públicos. El título de la entrega, es solo un añadido de lo que veremos más delante.

Carlos Enrique Lira Padilla, arrendador y hoy feliz “propietario” del inmueble, valiéndose de su posición privilegiada (Notario) y abusando de la confianza de sus arrendadores, hizo tirar las escrituras del inmueble en su beneficio con el decidido apoyo de otro Notario Público que la escrituró, ora sí que con los “ojos cerrados”, es decir, no solicitó la identificación oficial del supuesto apoderado legal, no validó la información de lo que iba a dar fe y nunca verificó sí el “poder” era real o falso de quien realizo los trámites de escrituración. Peor, las escrituras consigna información falsa que supuestamente suministró el Ayuntamiento de La Paz a través de la Oficina del Registro Público de la Propiedad y del Comercio, así como de la Coordinación General de Notarías en el Estado y graves omisiones de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, en la transacción económica de la operación de compra y venta del inmueble, lo que igualmente jala a sospechas.

El Notario Carlos Enrique Lira Padilla, quien desde el 01 de agosto arrenda el inmueble donde se ubicada la Notaria Pública No 27, en esquina de Ignacio Allende No. 1550 y calle Baja California, fraccionamiento Perla de esta ciudad, cubriendo una renta mensual de 12 mil pesos a Manuel Muñoz González, apoderado legal del inmueble, renta que cubrió con puntualidad hasta enero de 2014, cuando dejo de pagar y es hasta mayo de 2014 cuando cubre únicamente 10 mil pesos después de tres meses de retraso. ¡Ah, cual sería la sorpresa cuando Manuel Muñoz González, en su calidad de apoderado legal del inmueble solicita un libertad de gravamen para efectos de tramitar una sucesión testamentaria a favor de su hermana, María Elena Muñoz González, se topa con la novedad de que el inmueble (arrendado) es propiedad de Carlos Enrique Lira Padilla, cuando el inmueble lo tenía arrendado desde el 01 de agosto de 2010 y jamás fue ni había sido vendido.

Para esto, el 27 de diciembre de 2013, el Notario Público No 9, Oscar Amador Encinas, “tira” la escritura 33,633, del volumen número 860, de fecha 27 de diciembre de 2014, a favor de su colega, Carlos Enrique Lira Padilla, quien a su vez le “compra” el inmueble a José Luís Vázquez Gaytán, quien aparece como “apoderado general” del inmueble. La referida escritura corresponde a otra escritura con el registro público número 18,893 del volumen 386, de fecha 07 de octubre de 1996, tirada por el Notario Público No 3, César Arámburo Rosas, quien protocolizó una operación de compra y venta en la que intervienen Idelfonso Leal Vázquez y María del Socorro Zuñiga Villarino como vendedores y Jesús Banda Luna como comprador, de acuerdo a información en poder de la Coordinación General de Notarías. ¡Ah, y de esa misma “escritura” parte el supuesto nombramiento de “apoderado general” que ostenta José Luís Vázquez Gaytán para tramitar la escritura del inmueble a nombre de Carlos Enrique Lina Padilla, valiéndose de la escritura registrada con el número 8BIS, Volumen LXXVIII, Sección Primera de fecha 4 de agosto de 1999, siendo que en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio, en el nombre no hay BIS como se menciona (En el libro el registro 8 corresponde a la inserción del primer testimonio de la escritura Número 2,094 del poder general para pleitos y cobranzas y actos de administración a favor del Lic. José Rosario Álvarez del Castillo y el registro número 9, corresponde a la inscripción del primer testimonio de la escritura número 40,902, de la sociedad denominada “Oz Virtual, S. A. de C. V.”.

La denuncia formal del caso, que el viernes 23 de mayo de 2014 fue interpuesta ante la Procuraduría General de Justicia del Estado, exhibe una cargada nube de corrupción en el Ayuntamiento de La Paz, así como en el comportamiento de los Fedatarios Públicos. Sï la Procuraduría de Justicia le da oídos sordos a esta denuncia; el Gobierno del Estado a través de la Secretaria General de Gobierno le apuesta al sigilo y el Colegio de Notarios se hace de la vista gorda honrando la máxima de “entre Notarios públicos te veas”, habremos dado un paso importante hacia la impunidad y a la eternidad de las componendas de las élites de poder. ¿Chúpense esa?

Para cualquier comentario, duda o aclaración, diríjase a abcdario_@hotmail.com