Advierten sobre conspiración de la derecha venezolana #Cuba, #Francia, #España, #Madrid, #Càdiz, #Barcelona, #Bélgica, #Bruselas, #Lusemburgo, #Argentina, #Bolivia, #Brasil, #Ecuador, #México, #Nicaragua, #Honduras, #Colombia, #Santo Domingo, # Honduras, #Uruguay,#Perú, #Guatemala, #Puerto Rico, #Venezuela, #Miami, #Japón, #EE.UU, #Canadá

derecha venezolana

Jorge Rodríguez ha presentado pruebas de la estrategia de la derecha venezolana para derrocar al gobierno de Maduro. Foto: AVN

CARACAS.— La ultraderecha venezolana persiste en el proceso conspirativo contra el gobierno constitucional, en un esfuerzo por lograr su caída, advirtió el domingo el alcalde del municipio Li­bertador del Distrito Capital, Jorge Rodríguez.

En declaraciones al programa dominical José Vicente Hoy, transmitido por el canal privado Te­leven, Rodríguez cuestionó la posición del sector opositor que se niega a aceptar las reglas de la de­mocracia y desconoce los cauces de la Cons­ti­tución.

En esta postura, la derecha se muestra incapaz de descifrar el mensaje que ha venido dando el pueblo en los últimos 15 años a favor de la revolución, lo cual genera frustración y en ocasiones verdadero odio.

Al referirse a las diversas fases del plan de­sestabilizador, el también dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela se refirió a la violencia de calle que pretendieron instalar.

Durante los comicios municipales de diciembre no pudieron avalar el carácter de plebiscito que pretendieron otorgarle al proceso y entonces acudieron a los actos de vandalismo en diversas partes del país.

La estrategia apuntaba a generar una imagen de ingobernabilidad que llevara a las condiciones para incentivar un eventual golpe militar, el cual quedó desmantelado por las instituciones de se­guridad.

Ante el fracaso de estas opciones, acuden entonces a mencionar el aniquilamiento del presidente de la República, Nicolás Maduro, lo cual se agrega al odio e incapacidad de reconocer que en democracia hay que contar todos los votos.

De esa forma, expresó, en mensajes electrónicos que forman parte de la investigación sobre el presunto plan de magnicidio se evidencia la desesperación y frustración de la ultraderecha.