Al límite

Hasta el límite es donde ha llevado Hamas a Israel. Años de soportar ataques, de manipular a la prensa hasta el extremo, consiguiendo que el  típico ciudadano medio desinformado los considere victimas. Basta ya de decir que fue una ocupación ilegal cuando Israel compró legalmente más del 90% del territorio a Palestina, que por cierto ya es mucho más de lo que los Ingleses pagaron por Gibraltar. Nadie vería con buenos ojos secuestrar Gibraltareños o lanzarles misiles, en cambio Hamas lo lleva haciendo años con Israel y nadie se escandalizó por ello.

En realidad esto es mucho más simple de lo que nos quieren hacer ver. Imaginen a dos personas frente a frente, una con un tirachinas y la otra con una ametralladora. El del tirachinas empieza a disparar pequeñas piedras dándole al otro, como son sólo piedras el de la ametralladora se limita avisándole de que pare, lo esta enfadando, aunque no sean más que piedras pueden hacer daño y no le conviene hacerle daño, al fin y al cabo es él el que tiene un arma de fuego. El del tirachinas no sólo continua disparando piedras, sino que cada vez son más grandes y lo hace con más frecuencia, hasta que en uno de los disparos le acierta en el ojo, haciendo que pierda un ojo. Es entonces cuando se harta, pierde los nervios y usa la ametralladora acabando con el loco del tirachinas.

Ahora es cuando algunos saltan con aquello de que Israel tiene las manos manchadas de sangre cívil, algo que es rotundamente FALSO. Hamas lleva años atentando desde hospitales, colegios y utilizando a su propia población como escudo humano. Israel ha llegado al límite de lo soportable, sabe que esto no parará hasta que acaben con semejante monstruo y tienen la determinación necesaria para poner punto y final. Mientras los terroristas no dudan en parar las balas dirigidas a ellos mismos con mujeres y niños, igual que el mundo no debería de dudar de quien es el verdadero culpable de la muerte de miles de civiles inocentes …