Bondades de las becas préstamo

Hoy me sorprendía positivamente el anuncio del Secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, que ha planteado la posibilidad de la implantación de un sistema de becas préstamo, sistema típico en países anglosajones. Y es que la gente que me conoce, sabe que llevo años defendiendo las bondades de este sistema, incluso he llegado a demandarle la necesidad de la implantación de este sistema a senadores, diputados, parlamentarios, etc.

Me parece el sistema más justo, igualitario y sostenibles para garantizar la educación universal de calidad. Entre otras cosas por:

1.- No discrimina a nadie por cuestiones económicas. TODOS tiene acceso a la educación, y es que no importa tu situación socioeconómica. Con el sistema actual puedes ser discriminado si una familia, que tiene la capacidad de pagar los estudios de su hijo, le impone que estudie una carrera “más prestigiosa”, o porque quieren que herede el negocio familiar, o simplemente no quieren gastarse el dinero en la educación de su hijo.

2.- No discrimina por circunstancias personales. Actualmente solo tienen acceso a una beca las personas que demuestran una capacidad y un esfuerzo, pero… ¿y si por un accidente, enfermedad o problema familiar no puedes rendir en tus exámenes? Además, ¿que ocurre con esas personas menos listas? Con este sistema todos tienen acceso a una beca.

3.- Es un sistema sostenible. Porque el dinero para becas siempre estará garantizado, ya que los alumnos que tras beneficiarse del sistema han obtenido un empleo gracias a su formación, devolverán el dinero para que otros estudiantes se beneficien de las mismas becas.

4.- Se sigue recompensando el esfuerzo. Porque quienes se matriculen menos veces de una misma asignatura tendrán que devolver una cantidad de dinero menor.

5.- Aumenta el número de becados. Dado que el dinero no es a fondo perdido, no hay problema económico en aumentar el número de becados.

6.-Mejora la calidad de la educación. Puesto que se invierte menos dinero en becas, gracias al retorno del dinero por estudiantes que se beneficiaron del sistema, puede invertirse más dinero en mejorar la calidad de la educación, en investigación, etc. No es casualidad que la mayoría de las mejores universidades del mundo, se encuentran en los países que tienen un sistema de becas préstamo.

7.- Lo devuelves cuando trabajas. O sea, que cuando no tienes un empleo no pagas nada, además no es suficiente con cualquier trabajo, sino que debes tener unos ingresos suficientes.

8.- Evita la fuga de cerebros. O al menos, no se gasta el dinero de los contribuyentes en la formación de los profesionales que no van a crear riqueza en nuestro país. Y es que es cierto, que los profesionales españoles están cotizados en todo el mundo, pero no podemos ser la fabrica de universitarios para otros países, a costa de los recursos de nuestro país.

9.- No se premia al defraudador. Último, y como suele decirse, no por ello menos importante. Con este sistema no se premia al defraudador, que además de pagar menos impuestos de los que debiera, se le concede una beca que no merece ni necesita, puede acceder a una beca préstamo que tendrá que devolver.

Opino que estar en contra de este sistema es de ser desagradecido, insolidario y tacaño. Si te has beneficiado de un sistema, y gracias a él, tienes una formación y un empleo que no podrías haber obtenido sin ese sistema, lo mínimo es ayudar a sostener ese sistema y que otros puedan beneficiarse igual que lo hiciste tú.

6792581046_c4b7ed45fa_b